“Soy inocente, estoy de pie y no me van a quebrar”, dijo Milani antes de la sentenciaPolítica 

“Soy inocente, estoy de pie y no me van a quebrar”, dijo Milani antes de la sentencia

Milani podría ser condenado por desapariciones Foto: cedoc

El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en La Rioja, que tiene al ex jefe del Ejército César Milani como uno de los acusados, finaliza este viernes 9 de agosto con el veredicto, y antes de escuchar su sentencia, el militar ratificó su “absoluta inocencia” respecto a dos casos de delitos que se le imputan, señalando “estoy de pie y no me van a quebrar”.

Milani pronunció sus últimas palabras ante los jueces Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, integrantes del Tribunal Oral Federal de La Rioja, a quienes les dijo que es víctima de una “campaña política, mediática y judicial inédita contra el Ejército”, e insistió en su inocencia en la causa que investiga los secuestros y las torturas que sufrieron Pedro y Ramón Olivera en marzo de 1977, cuando el militar se desempeñaba como subteniente del Batallón 141 de La Rioja.

“Simplemente voy a utilizar estas últimas palabras para reafirmar mi firme convicción de que con mi injusta y arbitraria detención y las falsas acusaciones que vengo sufriendo hace seis años, más que hacerme un daño a mí, se le ha infligido un castigo al Ejército argentino, privándolo de la posibilidad de una reconciliación definitiva con el pueblo del que se nutre”, subrayó Milani.

El militar añadió “creo firmemente en Dios, que algún día juzgará nuestros actos. Por eso, estoy tranquilo vistiendo con orgullo el uniforme de la Patria, seguro de que me asiste la verdad y la razón. Espero que a partir de hoy también la Justicia, con un veredicto de absolución que reivindique mi buen nombre y honor, así como el de mi familia, que ha sido siempre mi sostén”. “

“A pesar de todas las difamaciones, calumnias, injurias, de la injusta detención y proceso, el ataque sistemático de los poderes fácticos, estoy de pie, no me van a quebrar”, señaló el ex jefe de Ejército en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

“Siento que con las acusaciones, calumnias e injurias hacia mí y las convicciones nacionalistas que represento, seguido de mi privación de la libertad y el sometimiento de este proceso, se ha pretendido ahogar, quizás, el último gran intento de lograr un Ejército defendiendo los grandes proyectos nacionales y populares, como lo soñaron nuestros verdaderos héroes, nuestros caudillos federales y nuestros grandes líderes populares como el general (Juan Domingo) Perón”, se quejó el uniformado.

Los magistrados cerraron el debate y se retiraron a deliberar: indicaron que alrededor de las 13:00 darían el veredicto del caso.

La semana pasada, la Fiscalía pidió que se condene a 18 años de prisión al ex jefe del Ejército durante la última etapa de la gestión kirchnerista, acusado junto a otros doce imputados por los secuestros y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo Ramón durante la dictadura militar, en la provincia de La Rioja.

La audiencia  esta programada para las 9.30 de este viernes, y será el momento de las últimas palabras de los acusados, a quienes el Tribunal les concede la posibilidad de expresarse antes de la finalización del juicio.

“Nunca en mi vida torturé, secuestré, ni maté”, se defendió Milani en el juicio

Los trece acusados en este juicio podrán ir optando uno a uno por hablar ante el Tribunal Oral Federal de La Rioja, que conduce el debate o guardar silencio y no hacer uso de ese derecho.

Al término de ese paso, como es habitual en los juicios orales y públicos, el Tribunal a cargo dispondrá de un cuarto intermedio y fijará la hora en la que dará a conocer el veredicto que, en principio, según confirmaron a Télam fuentes judiciales, será en el mismo viernes, luego del mediodía.

En la audiencia del viernes pasado, los fiscales federales Rafael Vehilis Ruiz y Virginia Miguel Carmona pidieron 18 años de prisión para César Milani.

En tanto, la semana anterior, la querella de la familia de Pedro y Ramón Olivera había pedido una condena de 20 años de prisión a Milani, y que se aplicara la misma sanción para el ex juez federal Roberto Catalán y una de 12 años de prisión al teniente Alfredo Santacrocce.

César Milani: “No soy el genocida que quisieron inventar”

Milani, quien comenzó a ser juzgado por estos hechos el 3 de mayo pasado, está acusado de haber participado en el secuestro y las torturas que sufrieron Pedro Olivera y su hijo, Ramón, en marzo de 1977.

En aquel entonces, el ex jefe del Estado Mayor General del Ejército revistaba como subteniente en el Regimiento 141 de Ingenieros con asiento en esa provincia.

EA/H.B.


Lo más visto

Articulos relacionados