Los sondeos movieron el mercado: los inversores hicieron sus apuestasEconomía 

Los sondeos movieron el mercado: los inversores hicieron sus apuestas

“Los mercados votan todos los días” suele decirse. Claro que para votar, antes tratan de hacerse de la mejor información, o al menos la que consideren más confiable. Este viernes se combinaron varios factores. Pero en el origen de la fuerte suba de cotizaciones de acciones y en menor medida de títulos públicos, estuvieron las encuestas que salieron a mostrar buenas chances electorales para el Gobierno.

Mirá también

¿Cómo llegaba el mercado a esta víspera de las PASO? En cuestión de activos financieros argentinos, los inversores están posicionados, masivamente, “largos en dólares”. Largos es ni más ni menos que comprados, o más fácil aún: dolarizados, tanto en dólar billete como en activos denominados en dólares -sobre todo Letras del Tesoro que vencen antes del 10 de diciembre. Hablamos, claro, de los que mantienen posiciones en Argentina. Muchos se fueron a partir de abril del año pasado, cuando se desató la crisis cambiaria. Vale recordar que los precios están hoy bien abajo de los niveles alcanzados a principios de 2018.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Hasta hoy era, o es, el posicionamiento más lógico para enfrentar el calendario electoral con final tan incierto como el que se viene especulando hasta ahora. Posiciones conservadoras donde la prioridad, más que ganar plata, es no perderla. En otras palabras: si se escapa el dólar, mejor estar en dólares.

También están los “shorteados”, aunque son menos. Estos toman en alquiler activos -bonos o acciones- e inmediatamente los venden, apostando a que con un mal resultado electoral para el Gobierno el domingo, sus precios se desplomen el lunes. Ganan cuando los precios caen. Al caer de precio, la recompra de ese activo sale más barata. Un ejemplo: el que se shortea toma en alquiler un Bonar 24 y paga por él, por ejemplo, 70 dólares. Lo alquila y en el acto lo vende a ese precio y, si su plan se cumple, el lunes lo recompra a, por ejemplo, 65 dólares para luego devolvérselo a su dueño original. Su ganancia (dejamos a un lado comisiones) son esos cinco dólares de diferencia que obtuvo entre la venta y la recompra.

Al aparecer las encuestas que proyectan un resultado favorable para el Gobierno, pueden darse dos casos. El que está dolarizado podría salir a comprar activos en pesos y esto explicaría la suba de acciones. Apuesta a que el dólar se quede quieto o baje el lunes. Son los que no querrían perderse el posible “rally” de acciones y bonos el lunes post electoral.

El que está “short” salió también a comprar para anticiparse a una posible suba de cotizaciones del lunes. Porque si el precio del activo en que está shorteado sube de precio , y él tiene que salir a recomprarlo para devolverlo a su dueño original, podría terminar perdiendo plata. Lo que alquiló y vendió a 70, en lugar de valer 65 termina saltando a 75, por ejemplo. Termina perdiendo 5. A este inversor la suba del mercado lo perjudica

En cualquier caso, todas las movidas de este viernes se dispararon por las encuestas que después de mucho tiempo salieron a mostrar que el oficialismo podría salir bien parado del test de las PASO. Lo contrario a lo que se hablaba, al menos públicamente, hasta ahora.

Los mercados votan todos los días. El lunes volverán a hacerlo. Pero no ya en función de las encuestas, sino de lo que realmente sucedió en las PASO.

Naturalmente las miradas se las llevará el tipo de cambio. El Banco Central llegó con el dólar más o menos quieto, lo que se propuso el 29 de abril, cuando se desató las manos para intervenir. La película sigue.

Articulos relacionados