Alberto Fernández no será investigado por haber dicho que los jueces que investigan al kirchnerismo deberán dar explicacionesPolítica 

Alberto Fernández no será investigado por haber dicho que los jueces que investigan al kirchnerismo deberán dar explicaciones

A horas de las PASO, el precandidato presidencial por el opositor Frente de Todos recibió una buena noticia: el fiscal federal Franco Picardi rechazó abrir una investigación sobre la denuncia de un abogado particular contra Alberto Fernández, tras sus dichos respecto a que varios jueces que investigan causas judiciales por corrupción en el kirchnerismo deberán “dar explicaciones”.

“Algún día Ercolini, Bonadio, Irurzun, Hornos y Gemignani van a tener que explicar las barrabasadas que escribieron para cumplir con el poder de turno”, había advertido Fernández pocas horas después de su designación como candidato por parte de su madrina, Cristina Kirchner.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Aquellas palabras, formuladas durante una entrevista televisiva, se repitieron en los días siguientes en las sucesivas apariciones públicas de Fernández, quien instaló la cuestión judicial al tope de su agenda periodística.

Además de la controversia pública por lo que algunos consideraron una velada amenaza a los magistrados que investigan hechos de corrupción de ex funcionarios kirchneristas -Julián Ercolini y Claudio Bonadio son jueces de primera instancia; Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani de la Cámara Federal de Casación Penal- las palabras del ex jefe de Gabinete K causaron una denuncia por coacción por parte del abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten.

Mirá también

Pero el fiscal que recibió la denuncia, Franco Picardi, no coincidió con esa apreciación. “Entiendo que ha habido un juicio de valor de su parte -dictaminó respecto a Alberto Fernández- acerca de determinados fallos judiciales. Sin embargo, más allá de los reproches o repudios que pueda haber generado, no ha tenido aptitud para incidir en la libre determinación de los Magistrados, ni para limitarlos de otro modo.”

Para Picardi, “la capacidad de atemorizar o de alamar de las frases que son objeto de análisis, debe ser evaluada en función de su contexto, pues tratándose de un delito de pura actividad, de configuración instantánea sin requisitos de resultado, la primer exigencia típica reside en la aptitud objetiva de la gravedad de la amenaza”.

Articulos relacionados