El sindicato de las apps de delivery cuestionó la prohibición: “Recae sobre los trabajadores”Sociedad 

El sindicato de las apps de delivery cuestionó la prohibición: “Recae sobre los trabajadores”

Una puja judicial se desató en los últimos días, luego de que el juez Roberto Gallardo, titular del Juzgado de Feria en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°2, prohibió las operaciones de las plataformas de delivery Glovo, Rappi y PedidosYa. Tras un fin de semana donde la policía controló a los repartidores, Juan Manuel Ottaviano, asesor legal de la Asociación de Personal de Plataformas (APP), aclaró que no van a “apelar la decisión” de la justicia porteña pero aseguró que “el único efecto de estas medidas recae sobre los trabajadores”.

El magistrado había dispuesto el viernes la inmediata “suspensión y bloqueo de las apps” de delivery en la Ciudad de Buenos Aires. Además, ordenó que la Policía de la Ciudad decomise las mercaderías que transportan estas empresas “que no respeten íntegramente los requisitos legales y judiciales”.

“La preocupación es que con el objetivo de proteger las condiciones de trabajo de los empleados se los esté perjudicando. Muchos de los trabajadores se fueron a Provincia, algunos no salieron y otros siguieron operando desde la clandestinidad“, indicó Ottaviano, en diálogo con TN.”Esta política de ilegalización genera mayor clandestinidad y precariedad para el trabajador”, remarcó.

Un repartidor de Rappi, una de las firmas afectadas. (Foto: Noticias Argentinas)

“Durante todo el fin de semana se hicieron operativos en contra de los repartidores, hubo mucho decomiso de mercadería que provocó miedo de los trabajadores”, explicó el letrado. “Al principio, los trabajadores recibieron la noticia como una medida que venía a protegerlos, pero en su aplicación se produjo mucho rechazo porque se quedan sin poder trabajar”, agregó.

Los repartidores de estas empresas están contratados como monotributistas, “cuando en realidad deberían estar registrados como empleados de estas plataformas” que funcionan hace más de un año en la Ciudad de Buenos Aires. “Fuimos convocados al expediente, pero no vamos a apelar o tratar de rever las medidas”, dijo Ottaviano.

Por su parte, Marcelo Pariente, de la Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (ASIMM) que inició el reclamo legal ante el Juzgado de Primera Instancia porteño contra las plataformas, aseguró que el objetivo es que las plataformas se registren e inscriban como corresponden, en el marco regulatorio que tiene la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Trabajo.

El 90% de los que trabajan en estas empresas lo hacen de manera precarizada, dijo el gremialista y aseguró que en las calles porteñas circulan unos 7 mil repartidores de estas firmas. “El año pasado logramos que PedidosYa reconozca la relación de dependencia, esto les de un salario asegurado y eso ya conlleva un montón de beneficios”, afirmó.

Articulos relacionados