Devaluación china: ruidos financieros y amenazas para la economía argentinaEconomía 

Devaluación china: ruidos financieros y amenazas para la economía argentina

La decisión de China de devaluar más de un dos por ciento su moneda, el yuan, tuvo para la Argentina, un primer impacto: el financiero que se hizo evidente el lunes pasado cuando se apreció el dólar. Sin embargo, el escenario mundial, en el que talla la guerra comercial entre China y Estados Unidos, traería otros coletazos en la economía local, según los economistas.

Marcelo Elizondo, titular de la consultora DNI, sostiene que “la devaluación china es parte de un proceso bastante complejo y multifacético”. Por un lado, hace que China tenga menos facilidad de importar productos. Las importaciones en China pasan a ser mas caras en moneda local, con lo cual eso hace que se pueda ver afectada la capacidad de comprar en el exterior. Eso puede afectar nuestra ventas a China que es  el segundo mercado para nuestras exportaciones en el mundo: algo mas de US$4000 millones, el 70% como producto de la soja”, explica.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Tambien es cierto que la devaluación china se vincula con la guerra comercial entre EEUU y China que pone obstáculos a la soja americana. Con lo cual, tambien puede generarse una mayor oportunidad para la Argentina para exportar soja”.

Es decir, según el experto, se trata de un problema que afecta por distintas vías: hay mas dificultad para venderle a China, cosa que agravaría la balanza comercial entre ambos países que ya es deficitaria. Pero la contraparte es una mayor oportunidad para ingresar productos locales en el país asiático.

Para la economista de la consultora Abeceb, Soledad Perez Duhalde, la depreciación del yuan sobre el mercado doméstico tiene -en el corto plazo- un efecto de “ruido” financiero. Pero advierte que si la guerra comercial entre los dos gigantes mundiales se acentúa, eso redundará en un debilitamiento del crecimiento mundial, incluida obviamente la Argentina.

Elizondo recuerda que el PBI chino podría crecer menos de los previsto. Las proyecciones pasaron del 6.2% al actual 6,1%, “Si hay una reducción en la tasa de crecimiento podría verse afectada la propensión de China de importar productos.

Juan Ignacio Paolicchi, economista de la consultora Eco Go también sostiene que el impacto de la depreciación del yuan en la economía local “es bajo en términos de bienes y servicios. Difícilmente la Argentina deje de exportar a China por cuestiones de guerra comercial con USA, básicamente porque en gran medida exportamos bienes primarios que tienen una demanda relativamente inelástica”, dice. Y agrega: “el problema es lo que pasaría si China o Estados Unidos decidiesen imponer restricciones o sanciones comerciales a los países que negocien con su respectivo “enemigo”. Algo que, por suerte todavía nada de eso pasó”. Y refrendó la opinión de otros colegas en cuanto a que “el impacto directo de la devaluación china es sobre las variables financieras, como el dólar y el riesgo país”.

En cambio, para el economista Nadin Argañaraz, titular del IARAF, “en términos generales la devaluación del yuan es una preocupación para los países emergentes”, dice. “En especial para los países que tienen un gran flujo comercial con China ya que deberán devaluar su moneda para no perder competitividad. En este sentido, se espera una devaluación en las monedas de los países emergentes”. 

“Argentina en particular, suele tener un déficit anual con China de entre US$ 2.000 y 3.000 millones. El comercio bilateral implica el 10% de las exportaciones totales y casi el 20% de las importaciones totales del país. Por eso, es clave mantener la relación peso-yuan para no incurrir en déficit comercial mayor”, señaló.

Articulos relacionados