Cómo funciona la “lengua electrónica”: el dispositivo que puede detectar y analizar distintos líquidosTecnología 

Cómo funciona la “lengua electrónica”: el dispositivo que puede detectar y analizar distintos líquidos

Los desarrollos en materia de inteligencia artificial (IA) continúan en franco crecimiento. Esta vez, la compañía IBM dio un paso más con Hypertaste, conocido también como “lengua electrónica”, que permite detectar y analizar distintos tipos de líquidos en menos de un minuto.

Hypertaste es un pequeño dispositivo de forma circular que se introduce parcialmente en los líquidos que se quieren analizar. Emplea la IA de IBM y sensores electroquímicos multisensitivos para analizar e identificar un fluido. De este modo, a través de la combinación de estos diferentes sensores, se puede realizar un análisis “holístico” del conjunto de componentes de un líquido y hallar sus componentes únicos o su “huella dactilar”.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Todos los datos recogidos se trasladan a través de una aplicación móvil a la nube, donde un algoritmo de aprendizaje automático compara esta huella digital con una base de datos con información sobre líquidos conocidos. El algoritmo determina qué líquidos de la base de datos son similares químicamente al líquido que se está investigando. El resultado obtenido se envía directamente al teléfono.

El proceso de identificación dura menos de un minuto, desde el momento en que el dispositivo está en contacto con el líquido hasta que ofrece un resultado. Este es un tiempo extremadamente más rápido que los sistemas tradicionales de laboratorio que suelen durar horas. Además, es un dispositivo pequeño, portátil y fácil de usar.

Mirá también

El algoritmo de IA de Hypertaste se basa en entrenar el sistema a reconocer el patrón característico de señales de voltaje de un líquido específico a través de varias mediciones de un mismo patrón.

El sector farmacéutico y de la salud son claros ejemplos de industrias que se podrían beneficiar de las capacidades de esta solución. Pero también podría resultar ser útil para tareas parecidas a la evaluación de la calidad del agua de un río o de un lago.

A través de Hypertaste, también se podría verificar el origen y el estado de las materias primas que se han empleado para elaborar determinados productos o identificar bebidas falsificadas, como el whisky o el vino.

IBM tiene el objetivo de seguir desarrollando la tecnología de Hypertaste y en un futuro lograr analizar líquidos más complejos, como estudiar muestras de orina para obtener el estado de la huella dactilar metabólica de una persona.

Fuente: DPA

HM

Articulos relacionados