En el Gobierno confían en que no variará la relación entre el FMI y la ArgentinaPolítica 

En el Gobierno confían en que no variará la relación entre el FMI y la Argentina

En el Gobierno se mostraron satisfechos con el pronunciamiento de la Unión Europea para que la búlgara Kristalina Georgieva sea su candidata a directora del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Todos los análisis indican que esta economista de 66 años se convertirá en la titular del organismo de crédito multilateral que le prestó a la Argentina 56 mil millones de dólares bajo la administración de Mauricio Macri.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En la Casa Rosada coinciden con ese pronóstico: hay una regla no escrita en la política internacional que le otorga a Europa la conducción del FMI, y a Estados Unidos la del Banco Mundial.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne tiene muy buen vínculo con Georgieva y trabó una relación de confianza durante la gestión de la economista como CEO del Banco Mundial. Ambos negociaron créditos del organismo para la Argentina durante estos tres años y medio de gestión.

Mirá también

La Argentina, que como integrante del FMI puede postular a un candidato para dirigir el organismo, históricamente se abstuvo. Esta vez no será la excepción. “Sería testimonial”, dicen. Un nuevo argumento lo desaconsejaba: el país recibió el mayor préstamo de la historia del organismo.

La Casa Rosada no pretende discutir la preeminencia europea en el FMI, como plantean varios países emergentes. Consideran que no hay margen posible mientras exista el acuerdo tácito entre Washington y Bruselas.

En el Ejecutivo no disimulan que extrañarán la cercanía que construyeron con la ex titular del organismo, la francesa Christine Lagarde. La flamante candidata a dirigir el Banco Central Europeo se convirtió en una defensora a ultranza de la gestión de Macri. “Estos esfuerzos están comenzando a dar resultados y deberían sentar las bases para el retorno de la confianza y el crecimiento”, declaró Lagarde en el reciente G20 en Osaka, tras reunirse con el Presidente y Dujovne.

Christine Lagarde y Nicolás Dujovne. Pares y amigos. El ministro conoce a Georgieva. Foto: EFE

De todos modos, en el Gobierno evalúan que, aunque Georgieva no resultara electa, la relación argentina con el FMI y el programa diseñado bajo la gestión de Lagarde, no corre peligro. Para que la economista búlgara resulta elegida debe modificarse la carta orgánica del FMI, porque tiene más edad que la permitida para postular al cargo. Además, no cuenta con el apoyo cerrado de todos los países europeos. Sin embargo, una hipotética caída de su postulación parece improbable.

Mirá también

Aunque nadie cree que Estados Unidos pueda ejercer su poder de veto sobre Georgieva, el perfil de los otros candidatos a dirigir el Fondo no inquietaba a las autoridades argentinas.

El gobernador del banco de Inglaterra Mark Carney es admirado por el equipo económico, pero quedó fuera de competencia por su origen canadiense, aunque tiene pasaporte británico e irlandés. El ministro de Finanzas portugués y titular del Eurogrupo, Mario Centeno, tenía varios conocidos argentinos de su paso en Harvard, donde cursó su doctorado como el secretario de Hacienda Miguel Braun, y con el rector de la Universidad Torcuato Di Tella, Ernesto Schargrodsky, amigo personal de Dujovne.

Los demás candidatos descartados, el titular del Banco de Finlandia, Olli Rehn; la española Nadia Calviño y el holandés Jeroen Dijsselbloem (candidato de Alemania), tampoco alarmaron al Ejecutivo.

Mirá también

En Cancillería evitaron opinar sobre la candidatura de Georgieva, porque consideraron que estaba fuera de la agenda política del Palacio San Martín. Una respuesta curiosa, puesto que el propio Presidente se jactó repetidas veces de haber conseguido el préstamo más grande en la historia del FMI por el apoyo político de los principales países que integran el FMI.

De hecho, semanas atrás Macri le reiteró al secretario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, que le transmitiera su agradecimiento a Donald Trump por las gestiones para obtener el crédito.

Articulos relacionados