En Brasil dicen que fue Jair Bolsonaro el que le propuso a Mauricio Macri buscar un acuerdo comercial con EE.UU.Política 

En Brasil dicen que fue Jair Bolsonaro el que le propuso a Mauricio Macri buscar un acuerdo comercial con EE.UU.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, y su viceministro para Comercio Exterior y Asuntos Internacionales, Marcos Troyjo, conversaron en marzo en Washington con dos pesos pesado del gobierno de Donald Trump sobre la posibilidad de lanzar negociaciones para un acuerdo comercial entre el Mercosur y Estados Unidos.

Esas conversaciones, que en Brasilia describen como preliminares, tuvieron como protagonistas a Wilbur Ross, secretario de Comercio, y a Robert Lighthizer, representante Comercial de Estados Unidos. Su contenido fue transmitido directamente al ministro de Producción argentino, Dante Sica.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El análisis de Brasilia es que existe una “especial coyuntura” para intentar un entendimiento que sirva para liberar gran parte del comercio entre el Mercosur y la mayor potencia del planeta: el gobierno de Trump cuenta con la aprobación necesaria del Congreso para negociar acuerdos comerciales, lo que puede incluir también al bloque que integra Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

“En Estados Unidos, la conducción oficial del comercio exterior exige que para que el Poder Ejecutivo comience negociaciones comerciales sin interferencias tenga la llamada Autoridad de Promoción Comercial (TPA, según sus siglas en inglés) concedida por el Congreso. Eso ya está dado, y sólo vencerá en junio del 2021”, recordó a Clarín en Brasilia un alto funcionario del gobierno de Jair Bolsonaro.

El presidente brasileño, en un gesto inusual, concurrió a la Embajada de Estados Unidos en Brasil para celebrar la independencia de ese país. Allí se refirió a Estados Unidos como un “país hermano” con el que Brasil combatió al nazismo en la Segunda Guerra Mundial.

Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, en la reciente Cumbre del G-20, en Osaka, Japón.

En enero, en Brasilia, en la primera reunión entre Mauricio Macri y Bolsonaro, ante una propuesta del brasileño, los dos presidentes coincidieron que era necesario avanzar hacia un acuerdo comercial con Estados Unidos y también en que primero hacía falta concluir la negociación con la Unión Europea.

Superado ese paso, se busca avanzar en acuerdos con Washington, con Japón, Corea del Sur, Canadá y el EFTA, la Asociación Europea de Comercio Libre, integrada por Suiza, Islandia, Noruega y Liechtenstein. Las tratativas con este grupo que no forma parte de la Unión Europea son las más avanzadas.

En las charlas preliminares con Estados Unidos, Ross fue muy receptivo a avanzar en un acuerdo con el Mercosur. Sin embargo, Lighthizer, el representante Comercial estadounidense, está completamente absorbido por las disputas entre Washington y Beijing, contó la fuente en Brasilia.

Mirá también

Pese a esto, en la capital brasileña se entusiasman. “Tenemos la posibilidad formal y jurídica de hacer que esas conversaciones con Estados Unidos avancen”, afirman cerca de Bolsonaro.

En la década de 1990, una buscada posibilidad de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y el Mercosur naufragó pese a la intimidad y visión común que mantuvieron los entonces presidentes Fernando Henrique Cardoso y Bill Clinton, y también Carlos Menem.

El obstáculo principal fue el fallecido senador republicano Jesse Helms, conocido como el “Doctor No”, un ultraproteccionista que presidía la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores y trabó cualquier otorgamiento de la TPA a la administración demócrata.

Ahora, afirman en Brasil, existe “la misma proximidad y visión común entre Donald Trump, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri y Washington ya tiene la TPA, que usó para renegociar acuerdos.

Para los brasileños, el acuerdo comercial con la Unión Europea también servirá para acelerar el ingreso de Brasil al club de naciones desarrolladas, la OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Mauricio Macri con Donald Trump.

Además, confían en que servirá para modernizar y ordenar al Mercosur como unión aduanera, disminuyendo el nivel de protección que impone –actualmente con un arancel externo de 14% en promedio- pero extendiendo su cobertura a bienes hoy exceptuados de reglas comunes.

Ese ordenamiento podría ser útil para evitar distorsiones consideradas alarmantes: hoy, una botella de vino argentino premium es más cara en Brasilia que en Hong Kong y los mismo ocurre con un par de sandalias brasileñas, con precios más altos en Buenos Aires que en cualquier capital del mundo desarrollado.

Articulos relacionados