El exgobernador de Río de Janeiro pagó sobornos para conseguir la sede de los Juegos Olímpicos de 2016Deportes 

El exgobernador de Río de Janeiro pagó sobornos para conseguir la sede de los Juegos Olímpicos de 2016

El exgobernador del estado de Río de Janeiro Sérgio Cabral confesó haber pagado dos millones de dólares en sobornos a miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) con el fin de asegurarse nueve sufragios clave para la obtención de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

Cabral, quien se encuentra purgando nueve condenas que suman 198 años de prisión por distintos hechos de corrupción, admitió en un interrogatorio ante el juez Marcelo Bretas que entregó 1,5 millón de dólares al expresidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), el senegalés Lamine Diack, a cambio de “cinco o seis votos” a favor de la candidatura de Río de Janeiro.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El exgobernador, quien ocupó el cargo entre 2007 y 2014, añadió que luego de ese primer pago, Diack le había exigido otro medio millón de dólares para garantizarle nueve sufragios en la votación que se llevó a cabo el 2 de octubre de 2009, durante la 121ª sesión del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional.

En esa elección, Río de Janeiro consiguió la sede para los Juegos de 2016 tras superar a Chicago, Tokio y Madrid, las otras tres ciudades que aspiraban a organizar esa cita olímpica. En la votación final, superó a la capital española por 66 votos contra 32.

El dirigente del Movimiento Democrático Brasileño (el partido del expresidente Michel Temer) detalló que en agosto de 2009 el presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Arthur Nuzman, le había sugerido la posibilidad de comprar los votos necesarios para lograr la sede.

Mirá también

“Yo no sabía qué repercusión tendría un núcleo europeizado muy fuerte (en la votación). En ese contexto, Nuzman me dijo: ‘Sérgio, quiero comentarte que el presidente de la IAAF, Lamine Diack es una persona que se abre a sobornos; él puede garantizar cinco o seis votos, a cambio quiere 1,5 millones de dólares’”, explicó el exgobernador.

Cabral contó que le había pedido garantías a Nuzman sobre la obtención de esos sufragios en caso de pagar el soborno requerido y le había consultado de dónde provendrían los votos. El titular del COB le habría respondido que serían miembros africanos del COI y representantes del atletismo.

Mirá también

De acuerdo con el relato de Cabral, el empresario Arthur Soares, un hombre de su extrema confianza, depositó el dinero en una cuenta de Papa Diack, hijo de Lamine Diack.

Un mes después, Nuzman le habría avisado al exgobernador que Papa Diack podría conseguir más sufragios. “Dijo que podríamos llegar a nueve votos en total, pero que necesitaba otros 500.000 dólares. Le dije que lo haríamos”, relató Cabral, quien añadió que el pago se efectuó el 29 de septiembre.

Articulos relacionados