Dólar estable: los capitales confían en las chances electorales del oficialismoEconomía 

Dólar estable: los capitales confían en las chances electorales del oficialismo

La calma cambiaria se mantuvo a pesar de que el Banco Central redujo ayer el piso de la tasa de referencia del 62,5% al 58% anual. Por el contrario, el dólar minorista arrancó la jornada a la baja, se recuperó pero cerró a $43,48 en el promedio de las entidades, esto es 22 centavos menos que el viernes pasado. En el mercado creen que este escenario podría mantenerse hasta las PASO de agosto y subrayan que hay varios factores combinados que inciden en la estabilidad actual: las liquidaciones del campo, las ventas diarias de US$60 millones del Tesoro, el mayor poder de fuego del BCRA y la entrada de capitales especulativos atraídos por los altos rendimientos de las colocaciones en pesos. 

Guido Lorenzo, de la consultora LCG, agrega otro dato adicional: “A diferencia de lo que pasa en la Argentina, en el exterior consideran que (Mauricio) Macri tiene grandes chances de ser reelecto, por lo que es muy probable que sigan entrando capitales, por lo menos hasta las PASO”, interpretó.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Para el Gobierno, la estabilidad del tipo de cambio es crucial, especialmente cuando se juega la reelección. Los expertos señalan que la demanda doméstica de dólares se mantiene, tal como ocurre en años electorales. Pero hoy, el mercado está bien abastecido y con un Banco Central, desde abril, en condiciones de actuar. Un dato curioso es que las liquidaciones del campo no mejoraron con respecto al año pasado. En lo que va del año el complejo agroexportador ingresó US$10.718 millones, 9% menos que en el mismo lapso de 2018. Sin embargo, desde CIARA (la cámara sectorial) explicaron que el año pasado, en medio de la corrida, acordaron con el Gobierno aumentar el ingreso de divisas “para contribuir a combatir la inestabilidad cambiaria que se registraba entonces”.

A las altas tasas y una percepción favorable en el exterior a la continuidad del oficialismo, se suma el “efecto Pichetto” y la posibilidad cierta de que la Reserva Federal de los EE.UU. baje la tasa, volcando capitales en los mercados emergentes, entre ellos la Argentina. “Frente a este cúmulo de factores -explica Lorenzo Sigaut Gravina- el mercado argentino no resulta tan riesgoso“. De todos modos, la pulseada tasa-dólar adquiere un valor relevante, según lo que ocurra en las PASO. “La intención del Gobierno es mantenerlo planchado en $45 hasta fin de año. Si la cotización cae por debajo, en un contexto inflacionario podría ser una invitación a comprar dólares baratos“, analizó el economista. “El riesgo de esto es que a Macri le vaya mal en las PASO y que cambie la percepción en el exterior”, agregó Lorenzo.

Federico Furiase, de EcoGo, remarca que el nuevo piso que fijó el Central para julio, “está por arriba de lo esperado por el mercado”, porque trasladada al rendimiento de los plazos fijos “deja un colchón de tasa real positiva sobre la inflación esperada para los próximos meses en torno a 2,5%“. Al igual que otros, Furiase plantea que el cuadro actual tiene varias incógnitas, entre ellas un posible retraso cambiario y el resultado de las primarias de agosto. “Si la elección no se polariza lo suficiente y la fórmula Fernández/Fernández tiene una diferencia a favor de más de 8 puntos, la munición en futuros y la discrecionalidad en la venta de reservas podrían ayudar a desacoplar el mercado cambiario de la presión en el riesgo país, pero a costa de un deterioro en el balance del BCRA”, dijo.

Articulos relacionados