Dólar: por qué sigue la calmaEconomía 

Dólar: por qué sigue la calma

Desde hace dos meses, el mercado no se anima y hasta podría decirse que ni le interesa testear la real voluntad de vender reservas que pueda tener el Banco Central. Con poca demanda de los importadores y los dólares de la cosecha, el mercado cambiario muestra buena liquidez y una tranquilidad -desde fines de abril- que no se veía en más de un año.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Los motivos detrás de esta calma son varios:

– Como se dijo, el BCRA puede intervenir en el mercado cambiario cuando lo considere adecuado. Y tiene miles de millones de dólares para hacerlo.

– Por el contrario, no hay tantos pesos como para pasarse al dólar. En el Central dicen que, básicamente, el que quería dolarizar sus ahorros ya lo hizo.

– El que tiene pesos, se deja tentar por la muy alta tasa real que está convalidando el BCRA. Un caso de manual, de la codicia imponiéndose sobre los temores. Frente a una inflación esperada del 2,3/2,4% para los próximos meses, la tasa real que se paga por colocaciones en pesos roza el 4% mensual.

Mirá también

El Banco Central decidió hoy rebajar las tasas de referencia. No hubo traslado a la cotización del dólar. (Foto Germán Garcia Adrasti)

– Esto está provocando que no solo se liquiden los dólares del campo. También están entrando dólares que se transforman en pesos para aprovechar dichas tasas.

– La cuestión electoral empieza a pesar. El mercado parece otorgarle al oficialismo crecientes chances de salir bien parado de la contienda electoral. Y las encuestas (más o menos serias) que circulan por el sector financiero respaldan esa postura.

– Estas premisas podrían volar por los aires si el domingo 11 de agosto los resultados de las PASO le dan una victoria amplia a la principal fórmula opositora. Si eso ocurre, el mercado revisará sus posiciones.

Articulos relacionados