Mercados optimistas: en junio el dólar bajó 5% y la bolsa subió 21%Economía 

Mercados optimistas: en junio el dólar bajó 5% y la bolsa subió 21%

Junio terminó a la medida de los deseos del Gobierno. El mercado cambiario consolidó la tranquilidad y no solo eso. En el mes el dólar minorista bajó de $ 46,70 a $ 43,10, retrocediendo 5,2% contra el peso. El riesgo país volvió a retomar la senda bajista y quedó en 829 puntos (estuvo en 1013 puntos el 3 junio). La frutilla de la torta fueron las acciones, que subieron 23% en el mes, según el índice S&P Merval de la bolsa porteña.

El mercado combinó estas cifras con la idea de que, gracias a esta recuperación, las chances electorales del oficialismo estarían mostrando una sensible mejora a un mes y medio de las PASO. Es, en definitiva, una retroalimentación de factores: la calma cambiaria mejora las chances electorales y por este motivo se empinan los precios de los activos financieros.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Como se sabe, el “kilómetro cero” de este camino de recuperación hay que buscarlo a fines de abril, cuando el Banco Central anunció que había logrado la luz verde del Fondo Monetario Internacional para poder intervenir en el mercado cambiario sin tener que esperar a que el tipo de cambio tocar los extremos de la banda cambiaria.

Ese solo anuncio permitió un radical cambio en las expectativas. Y lo más notable, es que desde entonces el Banco Central no tuvo que vender un solo dólar en el mercado spot. Y no menos importante: revirtió su posición en el mercado de dólar futuro. De estar vendido en el equivalente a 1.600 millones de dólares, se estima que cerró junio con una posición compradora de más de 4.000 millones de dólares. Esto quiere decir que aumentó considerablemente el poder de fuego del Central para, eventualmente, enfrentar una mayor demanda de divisas conforme se acerquen los actos eleccionarios, tanto la PASO del 11 agosto como la primera vuelta electoral, el 27 de octubre.

Esto, naturalmente, lo sabe el mercado. Que está actuando en consecuencia. Están entrando otra vez divisas para apostar a la tasa en pesos. De modo que en junio se combinó la voluminosa liquidación de divisas del agro con el flujo de dólares financieros que ingresaron al mercado local para hacer “carry trade”. Hay que decir que también hace carry trade el ahorrista local que prefiere colocar sus pesos en un plazo fijo a una tasa anual cercana al 50%, una tasa que en junio le ganó a la inflación y a la devaluación. Es decir que ese ahorrista ganó en poder adquisitivo y también en dólares.

Articulos relacionados