Por el clima y mayor producción local, la importación de gas cae 70 % contra el año pasadoEconomía 

Por el clima y mayor producción local, la importación de gas cae 70 % contra el año pasado

El país fomentó las inversiones. El clima ayudó. Y “el mundo” aportó una baja de precios internacionales. La triple combinación logró que la Argentina esté importando la menor cantidad de gas líquido desde 2010. Con lo comprometido hasta mediados de agosto, los desembolsos serán de US$ 320 millones para este año. La cifra representa una caída del 87% con respecto a 2015, el último año del kirchnerismo. Y de 70 % contra 2018.

Durante el último año que Cristina Fernández de Kirchner estuvo en el poder, la estatal Enarsa compró 89 buques metaneros, por los que pagó US$ 2.423 millones. En este último período del mandato de Mauricio Macri, la adquisición de gas extranjero está representando US$ 320 millones hasta mediados de agosto. Hasta ahora, son 25 barcos.

Según los especialistas, se llegó a esta situación por una combinación de factores. El ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, ofreció un precio “estímulo” a la producción de gas en Vaca Muerta. Las compañías adhirieron y lograron récords de extracción de gas de ese yacimiento. El kirchnerismo había ofrecido otros “premios” a la producción, pero eran sobre criterios técnicos y no sobre cantidad de pozos perforados o fracturas.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El invierno “benévolo” también viene ayudando. Tanto 2016 como 2018 registraron temperaturas promedio en las estaciones frías más bajas que en 2017 y lo que viene siendo 2019. Cuando el termómetro se ubica por debajo de los 5 grados, la producción local no alcanza y se recurre al gas importado por barcos y de Bolivia. Pero ese mojón de los 5 grados aún no llegó para la ciudad de Buenos Aires. Entre la producción propia y un contrato con Bolivia -que dura hasta 2026-, el abastecimiento está garantizado.

El noveno buque metanero del año arribará el martes al puerto de Escobar. Desde 2011 que el ingreso de barcos con gas superaba la decena hacia fines de abril.

En la disminución de los dólares gastados también incide el factor internacional. El “mundo” -al que el presidente Macri suele culpar por la devaluación de 2018- está despachando el gas líquido a los precios más bajos en una década.

Los últimos cargamentos que compró Ieasa -la reemplazante de Enarsa- son a US$ 4,88 por millón de BTU (la unidad de medida del sector). En 2014, el país importó GNL a un promedio de US$ 15,54 por millón de BTU, cuando se podía conseguir a US$ 10,5/US$ 10,6. Pagó casi un 50% de premio para garantizarse abastecimiento, porque el crédito al país estaba cerrado por el cepo cambiario.

Mirá también

En 2017, el Gobierno puso un marcha un programa de estímulos a la producción de gas en Vaca Muerta. Se determinó un precio especial (descendente hacia 2021) para el fluido de esa cuenca que funcionó como un disparador para la inversión. El costo fiscal de ese proyecto estaba calculado en US$ 3.800 millones por algunos especialistas.

Sin embargo, la secretaría de Energía fue realizando “adendas” o interpretaciones sobre su funcionamiento. Eso generó que Tecpetrol termine recibiendo menos dinero de lo que estimaba. Según una consultora especializada, el costo fiscal del estímulo a la inversión es de US$ 2.400 millones.

La disputa entre Tecpetrol (de Techint) y la secretaría de Energía parece estar apaciguada. En el organismo no quieren contestar sobre la marcha de un pleito legal al respecto. Y Tecpetrol participó de una mesa junto con YPF y Pan American Energy, donde se explicó que ya no se necesitan “subsidios” para que el gas de Vaca Muerta genere ganancias. El mayor flujo de exportaciones de gas argentino a Chile también ayudó a la mejora de la industria.

Articulos relacionados