Exige compensación por un hotel que Fidel Castro les confiscó en los ’60Economía 

Exige compensación por un hotel que Fidel Castro les confiscó en los ’60

Una familia de exiliados cubanos demandó a una unidad de Expedia Group Inc., en busca de compensación por una propiedad hotelera que fue confiscada cuando Fidel Castro tomó el poder. Es una de las más recientes demandas presentadas —entre varias— desde que Donald Trump cambió drásticamente un cuarto de siglo de la práctica presidencial de Estados Unidos.

La familia Mata de Miami alega que la filial de Expedia, Trivago GmbH, actúa como plataforma de reserva en línea para su antiguo hotel familiar en Cienfuegos, el Hotel San Carlos. Trivago ha estado ganando comisiones, honorarios y otras remuneraciones de negocios que involucran a San Carlos, según la denuncia. La familia está demandando por “tráfico ilegal de sus propiedades y por una justa indemnización para ellos mismos y para una clase de personas en situaciones similares”.

Los Mata afirman que Trivago hizo lo mismo con “decenas de propiedades” como el Hotel San Carlos, y el bufete de abogados Rivero Mestre LLP está tratando de obtener un estatus de demanda colectiva. La denuncia indica que la familia Mata ha notificado a otras entidades de Expedia, entre ellas la empresa matriz, así como también a la competencia Booking Holdings Inc. y su filial Booking.com BV, sobre la intención de agregarlos como demandados.

Esto sucederá “si no compensan rápidamente a los herederos de Mata y a todo el grupo por el tráfico ilegal de sus propiedades”, según la demanda.

Expedia se negó a comentar sobre la demanda, citando una política de confidencialidad sobre los litigios pendientes. Booking Holdings no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Los exiliados ya tienen como blanco a Carnival Corp., la compañía de cruceros con sede en Miami que había comenzado a ofrecer viajes a la isla y que supuestamente usaba “muelles traficados” e infraestructura portuaria. Otra demanda de los mismos denunciantes en la demanda de Expedia, Marisela Mata y Bibiana Hernández, está dirigida a las compañías que operan el hotel de su familia. Las acusaciones no significan que los propios acusados hayan desempeñado algún rol en la incautación de la propiedad. Indefectiblemente no lo tuvieron.

Articulos relacionados