Argentina, tierra de amor y venganza: Trauman pone contra las cuerdas a RaquelEspectáculos 

Argentina, tierra de amor y venganza: Trauman pone contra las cuerdas a Raquel


Trauman cae en la trampa de la banda Crédito: Captura Instagram
18 de junio de 2019  • 00:13

No importa lo qué haga, Raquel (

Eugenia Suárez

) está condenada al calvario de estar presa de Samuel Trauman (

Fernán Mirás

). La mujer sigue adelante con su plan de hacerle creer que está enamorada de él, para mudarse a su departamento y huir, pero Samuel no piensa dejarse manipular con tanta facilidad.

En el nuevo episodio de

Argentina, tierra de amor y venganza

, la polaca atraviesa un momento de gran angustia cuando se reencuentra con Alenka (Lourdes Mansilla). La hermana menor de Raquel fue traída a la Argentina por el proxeneta, un motivo más de preocupación para la novia de Aldo (

Gonzalo Heredia

). Mientras la joven se obsesiona con su plan para huir, se encuentra con el peor ultimátum.

Cuando se encontraba ensayando una canción, Trauman la interrumpe y la sorprende llevando al burdel una vez más a Alenka. Las hermanas se reencuentran pero él interrumpe el abrazo y le dice a la polaca que llegó el momento de elegir. Si realmente lo ama, entonces puede irse a vivir con él pero su hermana volverá a Europa, y no volverá a verla nunca más. Pero si renuncia a amarlo, entonces sí tendrá a su hermana, pero será en el burdel donde deberá trabajar como prostituta.

La polaca llora desconsoladamente, sabiendo que elija lo que elija, perderá irreversiblemente. El sadismo de Samuel parece no tener techo, y Raquel finalmente le dice que sí, que aceptará vivir con él y no ver a su hermana nunca más. Pero, como era de esperar, el hombre no respeta la elección y de manera muy cínica le responde que no caerá en sus mentiras.

Mientras tanto, la banda sigue la pista del paradero del bebé desaparecido de Ana (

Candela Vetrano

). Aldo y Bruno (Albert Baró) no creen que el niño haya nacido muerto. Gracias a un mensajero enviado por Raquel, se enteran que el mafioso le vendió el pequeño a otro proxeneta, al que los héroes van a amenazar. Pero el delincuente les asegura que el bebé sí falleció, una versión que ellos no terminan de creer. Por ese motivo, le piden ayuda a Ramón (Julián Kartún) para que, bajo la piel de un prestigioso rabino, que ya tuvo varios contactos con Trauman, se lo lleve a un supuesto retiro con la intención de ver si el delincuente confiesa la verdad sobre el niño de Ana. Un plan que funciona a medias porque Trauman pisa el palito, pero no revela la verdad.

En el centro de esos conflictos, se encuentra Ana, que intenta salir adelante y curar las heridas emocionales que le dejó Trauman. La mujer finalmente logra hablar con sus familiares y compartir su angustia y desesperación luego de haber sufrido cautiverio. Su hermana, sus amigos, su madre y principalmente Córdoba (Diego Domínguez) la abrazan y le insisten con que lo peor ya pasó, y que ella no debe volver a tener miedo.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados