“Los políticos deberían ser más tecno-eficientes”Sociedad 

“Los políticos deberían ser más tecno-eficientes”

Abogado. Giandana es especialista en gobernanza digital.

Los Andes

Franco Giandana, abogado especialista en Gobierno Abierto y Gobierno Electrónico, cree que en el país estamos en un camino inicial en el debate de estos temas, que los dirigentes políticos no lo están abordando de manera integral e interdisciplinaria, y propone incentivar la participación de los ciudadanos para que las políticas públicas se diseñen de abajo hacia arriba.

“En la agenda pública y electoral es aún muy poco lo que se está debatiendo respecto al Gobierno electrónico y del uso de tecnologías para innovar las gestiones de gobiernos. Y donde estas discusiones están presentes creo que hay falencias respecto a su abordaje. Por un lado hay un gran componente de tecno-optimistas, de quienes depositan mucha confianza en la implementación de tecnología en el Estado, pero los resultados de las metas y mejoras en la implementación de esas políticas, luego no lo confirman. Y por otro lado, hay una necesidad de hacer un uso eficiente de la tecnología, o lo que se conoce como tecno-eficiencia, que vendría a ser la implementación de tecnología para facilitar mejoras con resultados. Esto último es lo que una determinada política pública que usa herramientas tecnológicas debería tener”, indicó Giandana.

El uso de las tecnologías llamadas emergentes o disruptivas por parte de los Estados, analizado desde el paradigma de Gobierno Abierto, fue el tema que desarrolló Giandana el viernes y sábado en la Diplomatura en Derecho Digital y Estado 4.0 de la Universidad Champagnat.

“La clase dirigente política empieza a entusiasmarse con las herramientas tecnológicas y en muchos casos hay posiciones un tanto snob sobre el uso de tecnologías”, añadió el abogado cordobés, quien además trabaja en la Universidad de Córdoba y forma parte de la mesa abierta de la Dirección de Gobierno Abierto y Fortalecimiento Institucional de la Provincia de Córdoba.

Giandana también participa de los capítulos regionales del Foro de Gobernanza de Internet y desde su experiencia trabajando con organismos internacionales, nacionales, gobiernos provinciales y municipales, centra su mirada en la necesidad de construir aportes académicos y empíricos sobre el eje del debate de si en nuestras comunidades se están diseñando políticas públicas haciendo uso de herramientas de análisis de datos y estadísticas para lograr resultados que, por un lado mejore la vida de los ciudadanos y por otra parte amortigüe la falta de representatividad de los gobernantes con la comunidad.

“Todos los partidos políticos que participan del debate de la cosa pública comienzan de a poco a incorporar en sus agendas temas digitales. Muy pocos alcanzan a encontrar un sentido eficiente y una correspondencia entre lo que indican los sectores técnicos y el sector académico, los derechos constitucionales y el empoderamiento de lo tecnológico por parte de los ciudadanos. Hacia la tecno-eficiencia deberíamos ir, pero no sé si estamos en el rumbo correcto”, remarcó quien se define como un entusiasta del hacking ético.

Retomando la dicotomía entre tecno-optimistas y tecno-eficientes, Giandana reflexionó sobre un punto que en algunas provincias ha tenido avances y a nivel nacional ha quedado en suspenso. “Un caso emblemático es la discusión por el voto electrónico. Hay un gran componente de optimismo por el cual se cree que las máquinas de voto electrónico van a facilitar y brindar transparencia en el proceso electoral, cuando en verdad no solamente en muchos de los países adelantados en este tema lo han declarado inconstitucional, sino que la mayoría de las investigaciones académicas señalan que no se puede hacer sin violar derechos básicos”.

Giandana explicó que la importancia que tiene el derecho al voto en nuestra democracia es tan esencial que rige un principio de que todo el proceso electoral debe poder ser explicado de manera tan sencilla que lo pueda entender cualquier persona, lo que no ocurre según su opinión con el voto electrónico. Y aportó que el debate que se comenzó a dar en el Congreso de la Nación con la intención de implementar el sistema a nivel nacional fue contrarrestado principalmente por los profesionales y referentes del sector informático.

Articulos relacionados