Le prohibieron volar sola a una chica en silla de ruedas: “Me cortaron las alas”Sociedad 

Le prohibieron volar sola a una chica en silla de ruedas: “Me cortaron las alas”

Lía Barrese depende de su silla de ruedas para moverse, pero eso nunca le impidió viajar. Con su frase de cabecera “soy igual a todos”, compró un pasaje de avión, se presentó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y esperó que llegara la hora de abordar. No lo pudo hacer. En Norwegian no la dejaron subir. El motivo: su seguridad. Específicamente: la silla de ruedas.

No era la primera vez que Lía quería viajar en avión, de hecho ya lo había realizado en varias ocasiones, pero fue la primera vez que una empresa se lo impidió. Barrese, entonces, sintió que no todos tienen los mismos derechos y aseguró que esa aerolínea le “cortó las alas”.

La mujer contó en Facebook lo que sintió al no poder subirse al Boeing 787 Dreamliner: “Hoy, literal, me cortaron las alas. Norwegian me dijo en la cara que si no puedo caminar, no puedo viajar en sola, alegando cuestiones de seguridad, ya que en un accidente si no puedo acercarme a la puerta de emergencia por mis propios medios, necesito sí o sí viajar con un asistente (del que tendría que hacerme cargo de los costos)”.

La aerolínea debiera en cualquier caso proporcionar la asistencia que ellos mismos me obligan a tener, ya sea con más staff o con la exención del pasaje del asistente”, insistió Lía. “En los últimos dos años me subí sola a más de quince aviones. Parece que fui muy suertuda de toparme con empresas menos adversas al riesgo. Pura suerte, no un derecho”, consideró.

El director de Comunicación de Norwegian, Matías Maciel, explicó ante este medio que la filial británica no resolvió la situación de manera “caprichosa” sino que “cumplió con las normas internacionales”, que “no obligan a la aerolínea a asumir el costo del acompañante”, sino a la propia pasajera.

“El viaje era entre Buenos Aires y Londres, es decir 14 horas de vuelo, con más de 300 pasajeros. La empresa debe garantizar el servicio a todos los usuarios por igual. Si Barrese no sube con un acompañante, la aerolínea no puede disponer un tripulante exclusivamente para ella”, aseguró en diálogo con este medio.

Las condiciones de Norwegian para volar en sus aviones. Foto: Norwegian Airlines.

En la web de la aerolínea está aclarado que, por motivos de seguridad, si un pasajero no puede llegar hasta una salida de emergencia por sus propios medios, tendrá que “viajar con un asistente de seguridad”.

Es por esto que Lía no pudo viajar a Londres. En las redes sociales expuso: “Me parece terrible dejar pasar este tipo de acciones por parte de empresas como estas, que se creen con la autoridad y la impunidad de reglar por sobre derechos humanos de igualdad y trato digno. Mezcla de bronca, impotencia y estrés. Hoy no pude volar porque estoy en una silla de ruedas. Parece que eso me hace diferente“.

Articulos relacionados