El fanático brasileño que le hizo a Lionel Messi un pedido muy especialDeportes 

El fanático brasileño que le hizo a Lionel Messi un pedido muy especial

Gilvan Santana Dos Santos sostiene un cartel con sus manos y una ilusión infinita con su mirada. Se para adelante de los periodistas que esperan por ingresar a la práctica de la Selección Nacional y muestra su especial pedido. No quiere una foto. Tampoco un autógrafo. Ni siquiera un saludo del mejor jugador del mundo. “Quiero que me ayudes a ser un jugador de fútbol”, se lee (en portugués) en la cartulina que el pibe de 19 años le levanta al micro que lleva a Lionel Messi y compañía.

Es hincha del Vitória, club de la segunda categoría de Brasil que le prestó su estadio a la Argentina para su preparación aquí, en Salvador de Bahía. Sabe que su misión es más imposible que las de Tom Cruise, pero la esperanza le gana al hablar de su ídolo: “Messi es todo. Yo quiero que él me ayude a poder jugar en algún lado”, le cuenta a Clarín.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

No está solo. A su lado hay un fanático del Kun Agüero vestido con la camiseta del Manchester City, pero con el nombre de Gabriel Jesús en su espalda. Se lama Joao Vitor Costa Almeida y también es del Vitória. “Agüero es el mejor delantero del mundo. Sé todo sobre su carrera, ojalá pueda conseguir una foto con él, es mi sueño”, explica emocionado. Más emocionada está su mamá, Rosangela, que no puede hablar sin llorar por ver a su hijo tan cerca de su futbolista predilecto. “¿Cómo puedo hacer para conseguirle a mi hijo una foto con Agüero? El es todo para Joao, todo”, dice y se quiebra.

Vienen más chicos vestidos con ropa del Vitória. Iono Maialon y Kauan Pereira se suman al coro cuando empiezan a cantar entre todos una canción de aliento a Messi. El micro pasa rápido. Gritan, gesticulan, levantan sus carteles. Los ven desde abajo como seres inalcanzables. Se quedan esperando afuera, con la ilusión intacta de verlos pasar de nuevo y, esta vez poder obtener una foto. No hay éxito en su misión imposible, pero se van pensando que todavía tienen dos días más para intentarlo. Y ahí estarán, mirando desde abajo a sus ídolos.

Salvador de Bahía. Enviado especial.

Articulos relacionados