Candidaturas dobles y “acoples”, rarezas de la elección tucumanaPolítica 

Candidaturas dobles y “acoples”, rarezas de la elección tucumana

Ricardo Bussi figura dos veces en la boleta de Fuerza Republicana: como candidato a gobernador y como primer legislador. Si no logra sentarse en el sillón máximo de Tucumán, como premio consuelo tendrá una las 49 bancas provinciales. 

Bussi, hijo de Antonio Domingo Bussi, ex militar que fue gobernador de facto en los ’70 y repitió en el cargo por la vía democrática en 1995, expone un argumento dificil y llamativo: dice que si pone otros candidatos, luego se los compran.

Boletas electorales de Tucumán: Manzur, Alperovich, Bussi y Elías de Pérez

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Tengo que ser yo porque si me quedo sin cargo, esto se cae” explica Bussi y justifica, del mismo modo, que su candidato a vicegobernador Eduardo Verón vaya como primer candidato a concejal.

Hay más: Nadima Pecci, su postulante a intendente de San Miguel, figura segunda en la lista de legisladores.

Hay un rasgo adicional en el mecanismo y tiene su lado político: la doble candidatura se usó durante años hasta que en 2016 se prohibió por ley. Sin embargo, el año pasado, volvió a autorizarse.

Silvia Elías de Pérez, candidata de Vamos Tucumán, opositora de Juan Manzur y que además disputa parte del electorado con Bussi, dio a entender que la reaparición de ese formato fue una concesión del gobierno para que Bussi sea candidato y divida el voto opositor. Lo mismo sostiene Alperovich.

Afiches de campaña de Bussi en Tucumán.

La doble candidatura es una de las rarezas de la elección tucumana -que existe en otros distritos- pero donde lo más llamativo es el sistema de “acoples”, una especie de colectora multiplicada que deriva en que haya muchas boletas de un mismo candidato.

En San Miguel, hay 47 listas en el cuarto oscuro para 9 candidatos a gobernador y 9 candidatos a intendente pero estos aparecen repetidos en varias boletas que tienen nombre de otros partidos y distintos candidatos a legisladores y concejales.

De las 47, 21 llevan a Juan Manzur y a Mario Leito, mientras que 18 repiten a Elías de Pérez y Germán Alfaro para intendente y 2 de Ariel García, un radical que va por fuera de la UCR y Cambiemos. Bussi no lleva “acoples” como tampoco José Alperovich y las cuatro ofertas de la izquierda.

Los “acoples” nacieron en 2006 con la reforma Constitucional de la provincia, que impulsó Alperovich como gobernador y tuvo a Manzur como presidente de la Convención Constituyente.

Hasta entonces existía la Ley de Lemas y había presión para eliminar ese formato, por lo que se pasó a los “acoples” que parecían más razonables. Se demostró que no: ahora se reproducen a puntos extremos como en Banda de Río Salí donde hay 73 boletas en el cuarto oscuro para solo 9 candidatos.

Por ese mecanismo, hay 18.650 candidatos anotados para repartirse 347 cargos.

La multiplicidad de boletas impone otro sistema: el reparto previo de listas para que los votantes lleven desde su casa la papeleta porque en el tumulto del cuarto oscuro quizá no la encuentren. La práctica habitual es que los partidos hagan un despliegue casa por casa para repartir boletas. 

Articulos relacionados