Argentina, tierra de amor y venganza: la familia Morel se desintegra y Lucía busca consuelo en TorcuatoEspectáculos 

Argentina, tierra de amor y venganza: la familia Morel se desintegra y Lucía busca consuelo en Torcuato


Lucía le pone punto final a los delitos de su hermano.
8 de junio de 2019  • 01:34

Los delitos de su pasado finalmente alcanzaron a Gabriel Morel (Federico Salles). En el nuevo episodio de Argentina,

tierra de amor y venganza

, Lucía (

Delfina Chaves

) descubre de la boca de Lidia (Minerva Casero) que fue su propio hermano el que mató a la hermana de Bruno (Albert Baró). La joven no piensa quedar indiferente ante esa revelación, y enfrenta a Gabriel y a su madre. Pero Libertad (

Virginia Innocenti

) la pide que no cometa un error, que no entregue a su familiar y vaya contra los intereses de su propia familia porque los resultados podrían manchar honor de los Morel.

Las amenazas e intimaciones no alcanzan, sin embargo, para amedrentar a Lucía, y a pesar de la angustia que le supone el descubrir que en el corazón de su familia se escondió un grave crimen, no le teme a las consecuencias.

Una vez solos, Gabriel y Libertad protagonizan una acalorada discusión. Ella entiende que la libertad de su hijo corre peligro, y le exige que se vaya del país. Por su parte, lejos de asustarse, él amenaza con llevarle el problema a Torcuato porque a fin de cuenta, fue el mafioso quien borró los rastros de ese crimen. Pero la mujer lo amenaza exigiéndole que bajo ningún punto de vista mezcle al esposo de Lucía en esos problemas.

Mientras tanto, la joven busca consuelo en los brazos de su marido, desconociendo que él fue una pieza clave a la hora de borrar evidencias y, yendo hacia atrás en el tiempo, que esa prostituta asesinada fue su primera esposa, a la que dejó en el burdel de Trauman (

Fernán Mirás

). El líder criminal se muestra impactado ante las noticias de su esposa, y simula una indignación que le permite afianzar el vínculo afectivo.

Finalmente la situación llega a un punto culminante cuando dos policías irrumpen en la casa de los Morel para anunciar que deben llevarse a Gabriel. El asesino entra en pánico y comienza a llorar desesperadamente, mientras le pide ayuda a su madre, a la que minutos antes no dejaba de insultar. Ella no quiere que nadie se lleve a su hijo, pero los agentes de la ley le anuncian que deben mandarlo a prisión. Y en ese momento entra en escena Lucía, quien les confirma que fue la responsable de hacer la denuncia, porque el comportamiento de Gabriel alcanzó un límite inaceptable, y ella no piensa ser cómplice de un asesino. Finalmente y luego forcejear con la policía, el homicida es llevado a la cárcel.

Y mientras la familia Morel se desintegra, la banda de Bruno no la pasa mejor. En la búsqueda por encontrar a Ana (

Candela Vetrano

), todos caen en un frigorífico manejado por un peligroso delincuente que obedece a las órdenes de Trauman, y que luego de atarlos se dispone a eliminarlos.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados