Quién quiere ser millonario: el participante que dijo que el último tema de Jimena Barón “es horrible”Espectáculos 

Quién quiere ser millonario: el participante que dijo que el último tema de Jimena Barón “es horrible”


Alejandro es standapero y muy sincero.
7 de junio de 2019  • 23:44

Noche complicada la del viernes en

Quién quiere ser millonario

. Cuatro participantes pasaron por el programa y ninguno se llevó más de 30 mil pesos. Y en esta oportunidad no fueron las historias de vida las que se destacaron, sino el sincericidio de uno de los concursantes en relación a
La cobra, el último éxito musical de

Jimena Barón

.

Alejandro Angelini, padre de dos chicos, standapero de profesión, actualmente separado (“Le dije a ella: ‘yo soy excelente amigo, excelente amante pero el peor marido; y se cumplió”). El hombre llegó muy seguro a la tercera instancia de preguntas, por 10 mil pesos: “¿Cómo se llama el single que lanzó Jimena Barón en mayo de este año?”, leyó

Santiago del Moro

y del otro lado ya se escuchó un “Uff”, seguido por: “Desgraciadamente lo escuché, así que tengo que decir que es la respuesta B, La cobra. Un taladro”.

Sin saber muy bien cómo reaccionar, Santiago atinó a decir: “A mí ella me cae tan simpática”. A lo que Alejandro respondió contundente: “Ella me encanta, es divina. Pero la canción es horrible”.

El conductor le mandó un beso a Jimena y destacó el éxito de reproducciones en YouTube (La cobra ya superó las 24 millones de visitas), por lo que el participante quiso justificarse y bajar el tono: “Igual ahora estoy en ‘frecuencia niños’, así que estoy más cerca de Panam que de Jimena Barón”. Para inmediatamente rematar, simpático: “Ahora me gusta un poco más… me gusta 10 mil pesos”.

Tres preguntas más tarde el participante no pudo contestar correctamente a qué equipo le convirtió su último gol oficial Diego Armando Maradona (fue a Newell’s Old Boys, en 1997) y se quedó solo con los 30 mil pesos que había asegurado.

En una noche en la que los participantes no tuvieron suerte con las preguntas ni con las ayudas que brinda el juego, la historia que más hondo caló fue la de Lautaro, un chico de 25 años cuyos padres no pudieron criarlo y quedó al cuidado de su abuela, maestra jubilada de “casi 80 años”, que también fue su comodín: “Yo tengo a la mejor abuela del mundo. Me crió desde chiquito porque mis padres no pudieron hacerse cargo, así que tuvimos toda una vida de aventuras compartidas. Todo lo que soy hoy es gracias a ella”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados