Escándalo en la NBA: un directivo de Golden State empujó a un jugador de Toronto Raptors en pleno partidoDeportes 

Escándalo en la NBA: un directivo de Golden State empujó a un jugador de Toronto Raptors en pleno partido

En un primer momento se creyó que era un aficionado, de esos pasionales y fanáticos. Pero no. El hombre que empujó al escolta de Toronto Kyle Lowry durante el tercer partido de las Finales de la NBA es un importante inversionista de Golden State Warriors, por lo cual no se le permitirá acudir a otro duelo en esta serie.

El incidente se desató cuando Lowry intentó salvar una pelota que se iba por un lateral y cayó sobre la hilera de asientos donde estaba el empresario Mark Stevens, uno de los seis integrantes de la junta directiva de los Warriors. En las imágenes se puede ver cómo Stevens lo empujó en el hombro izquierdo con gestos de molestia.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La polémica, que se extendió por pocos minutos y derivó en la salida del empresario de la cancha, continuó una vez que se consumó la victoria de Toronto por 123-109. 

Los Warriors informaron que tanto la franquicia como el propio Stevens se disculparon con Lowry por el incidente. “La conducta de anoche del señor Stevens no refleja el alto estándar que esperamos ejemplificar como una organización”, dijeron los Warriors en un comunicado. Y agregaron: “Estamos profundamente decepcionados por sus acciones y, junto con el señor Stevens, ofrecemos nuestras sinceras disculpas a Kyle Lowry y a la organización de los Raptors de Toronto por esta desafortunada mala conducta”.

Los Warriors indicaron que siguen investigando el incidente, aunque por lo pronto anunciaron que el empresario ya no podrá ir al estadio durante las Finales.

Lowry, el protagonista -sin quererlo- del episodio, anotó 23 puntos en el triunfo de su equipo, que lidera 2-1 la serie. El cuarto juego será este viernes en el Oracle Arena.

Mirá también

Antes de dejar el estadio, el jugador había mencionado que habló con autoridades de la NBA sobre lo ocurrido. Dijo a The Associated Press que el individuo, no identificado en ese momento, lo había insultado en reiteradas ocasiones durante el breve cruce.

“Eso es intolerable”, dijo Lowry tras el partido. “No tenía motivo alguno para tocarme. No tenía razón para saltarse dos asientos y luego usar un lenguaje vulgar. No hay cabida para gente así en nuestra liga”, cerró.

Articulos relacionados