El uno por uno de TigreDeportes 

El uno por uno de Tigre

Gonzalo Marinelli (8): Le tapó dos pelotas espléndidas a Benedetto, una en el primer tiempo y otra en el segundo. Pero lo más importante fue que mantuvo la serenidad.

Matías Pérez Acuña (5): Se le escaparon varias veces los jugadores de Boca y a él se le complicó la marca.

Gerardo Alcoba (7): Rechazó un montón de pelotas, por abajo y por arriba. Firmeza.

El campeón de la Copa Superliga.
Foto: Fernando de la Orden

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Néstor Moiraghi (6): Arrancó complicado: se le escapó Benedetto en la primera que tuvo el delantero de Boca y pegó en un palo. Después levantó y defendió bien.

Nicolás Colazo (5): Tuvo algunos inconvenientes en el segundo tiempo, cuando Boca atacó y desbordó por su sector.

Sebastián Prediger (8): Tuvo un un gran despliegue en la mitad de la cancha. Y nunca perdió la calma.

Lucas Menossi (7): Se complementó para ayudar a Prediger y ser salida en el medio del campo.

Diego Morales (8): Fue importante a la hora de tener la pelota, manejarla, distribuirla y ver el partido. Hasta que se lesionó y fue reemplazado

Walter Montillo (8): Otro de los que hizo jugar a Tigre. Cuando dejó la cancha, su equipo se quedó sin fútbol. Fue importante a la hora de resolver.

Federico González (9): La figura de la cancha. Aguantó todas las pelotas. Fue picante en el ataque. Hizo el primer gol, en el que fue pícaro para definir. Cuando todos esperaban un centro, él sorprendió con un zurdazo rasante que pasó por debajo del cuerpo de Andrada. Y habilitó a Janson en la jugada del penal.

Lucas Janson (8): Fue vital en el primer tiempo y decisivo en el resultado. Izquierdoz le hizo el penal, que luego cambió por gol con un remate fuerte y cruzado, que se metió por debajo del cuerpo de Andrada.

Jorge Ortiz (5): Entró para cortar el juego de Boca en la mitad de la cancha.

Juan Ignacio Cavallaro (5): Lo pusieron para darle aire al equipo y generar algún contraataque, pero no gravitó. Le faltó audacia.

Ignacio Canuto (-): Jugó el último cuarto de hora. Ingresó para sumar otro hombre en la defensa y sostener el resultado.

Articulos relacionados