Cadenas de restaurantes de Jamie Oliver van camino a la insolvenciaEconomía 

Cadenas de restaurantes de Jamie Oliver van camino a la insolvencia

El negocio de restaurantes de Jamie Oliver ha tomado medidas para iniciar los procedimientos de insolvencia, poniendo en peligro 1.300 puestos de trabajo, al no lograr mejorar sus resultados.

La compañía del famoso chef británico presentó una notificación ante el Tribunal Superior para su administración, un proceso similar al Capítulo 11 de protección de quiebras en Estados Unidos. El proceso afecta a 25 Jamie’s Italian, asadores Barbecoa y restaurantes Fifteen en el Reino Unido pero no a la división internacional.

Oliver ha intentado reanimar su negocio de restaurantes durante los últimos años en medio de un difícil mercado de consumidores, una competencia intensa y el aumento de los costes. El año pasado, el chef, que ha logrado una gran audiencia de televisión, completó un acuerdo voluntario de su marca italiana Jamie. El procedimiento le permitía cerrar establecimientos y reducir los alquileres, pero eso no fue suficiente.

I’m devastated that our much-loved UK restaurants have gone into administration. I am deeply saddened by this outcome and would like to thank all of the people who have put their hearts and souls into this business over the years. Jamie Oliver

— Jamie Oliver (@jamieoliver) May 21, 2019

Me apena profundamente este resultado y me gustaría agradecer a todo el personal y a nuestros proveedores que lo han dado todo a este negocio durante más diez años”, dijo Oliver en un comunicado.

Los restaurantes de Oliver son las víctimas más recientes de un cambio de tendencias que ha afectado al sector de restaurantes sencillos después de golpear a cadenas como Applebee’s, TGI Friday’s y Ruby Tuesday en Estados Unidos. En Gran Bretaña locales como Byron Hamburgers, Gaucho, Carluccio’s, Prezzo y Strada han tenido que reestructurarse en los últimos años.

Los problemas de su cadena ya le afectaron el año pasado cuando se vio forzado a cerrar 12 de 37 restaurantes y él aportó 13 millones de libras (16,54 millones de dólares) de su fortuna personal para salvar el negocio. Pese a esos esfuerzos económicos, no consiguió revertir la situación.

El chef ganó popularidad gracias a la televisión británica, donde sus programas de cocina se encontraban entre los favoritos de la audiencia, y también por su canal de Youtube por el que  conseguía llegar a todo el mundo. El cocinero también se destacó su fuerte campaña sobre la importancia de mejorar la calidad de la comida que se sirve en las escuelas del Reino Unido.

Articulos relacionados