Lionel Messi dejó un doblete precioso en el empate del BarcelonaDeportes 

Lionel Messi dejó un doblete precioso en el empate del Barcelona

Aunque muchos clubes envidiarían su coronación en la Liga española, el Barcelona tiene un cierre agridulce de temporada. Con la necesidad todavía de digerir la dolorosa eliminación en semifinales de la Champions ante el Liverpool, el equipo catalán cerró su participación en el campeonato local con un 2-2 en su visita al Eibar que dejó como mayor nota el doblete delicioso que concretó (¿cuándo no?) Lionel Messi.

El Barça consiguió el título con varias fechas de anticipación y aprovecha estos últimos partidos para mejorar su estadística. Pero la temporada no se cerrará en Eibar: el sábado próximo se enfrentará al Valencia por la final de la Copa del Rey, segundo torneo en importancia del fútbol español.

Fue Lionel Messi el encargado de sacudir la modorra y arrancar aplausos de admiración en un partido que transcurría sin grandes novedades. Eibar se había puesto arriba por un gol de Cucurella a los 20, pero entonces apareció el genio.

Primero, a los 30 minutos, Messi recibió un pase filtrado entre líneas para definir como él sabe: casi sin esfuerzo eludió al arquero Dmitrovic para poner el empate.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Y cuando todos volvían a acomodarse, a los 32, lo hizo de nuevo: marchó solo en un contraataque fulminante y mano a mano con el golero rival, ahí donde otros se nublan, tocó suave por encima para dar vuelta el resultado en un ratito de inspiración.

Con el doblete, Leo quedó ratificado como goleador de la Liga española: nada menos que 36 goles convertidos -sus perseguidores, Luis Suárez y Karim Benzema, quedaron bien lejos, 15 conquistas abajo- para alcanzar el récord del mítico Telmo Zarra de haberse consagrado seis veces como Pichichi. Las anteriores conquistas de Leo fueron en las temporadas 2009/2010, 2011/12, 2012/13, 2016/17 y 2017/18.

El cierre del primer tiempo tuvo otro gol argentino, pero no de Messi. El volante ex Estudiantes Pablo de Blasis clavó un golazo luego de un error de Cilessen para establecer el 2-2 con el que se fueron a los vestuarios.

En el segundo tiempo se vio al equipo local con mucha más concentración que un Barcelona con la mira en otros objetivos. Al cabo, el 2-2 dejó bastante conformes a los dos, en un cierre de Liga demasiado relajado.

Articulos relacionados