Radicales bonaerenses ratifican pertenencia a CambiemosPolítica 

Radicales bonaerenses ratifican pertenencia a Cambiemos

En medio del estado deliberativo que condiciona hasta la propia estabilidad electoral de Cambiemos, los radicales de la Provincia realizarán la primera demostración de fuerza dentro del partido con el pronunciamiento para mantenerse en el actual esquema de la coalición política. Implica un respaldo tácito a la candidatura presidencial de Mauricio Macri, en una eventual fórmula compartida.

La declaración será este sábado, en Brandsen, a 40 kilómetros de la La Plata. En esa localidad se reunirán la Convención bonaerense, diez días antes del encuentro partidario nacional de Parque Norte. Allí, quedará explicitada la pertenencia en Cambiemos, la conformación de una coalición ampliada a otros sectores –entre ellos peronistas no kirchneristas- u otra variante, como la delegatoria en una comisión representativa para determinar con el propio Macri “objetivos electorales” remozados.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Buenos Aires es gravitante porque tiene 70 de los 347 convencionales nacionales. Medio centenar de ellos respaldarán la resolución de este sábado. Por eso, el mensaje marcará una posición con intención predominante. Dos determinaciones previas revelaron ese carácter: el presidente del Comité Nacional, y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, había solicitado a Daniel Salvador- a cargo del Comité provincial y vice de María Eugenia Vidal- una postergación de la Convención de Brandsen para después del 27 de mayo. No prosperó. Tampoco la posibilidad de trasladar las decisiones finales a la conducción del Comité Nacional.

Los tonos amigables entre ambos, no obstante, denotan disparidad de criterios.

Hace 48 horas, Cornejo puso en duda la candidatura de Macri. En simultáneo, sugirió la inclusión de espacios peronistas (Alternativa Federal). Con esa carga de TNT el gobernador mendocino, acompañado de Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdéz (Corrientes) se reunió después con el Presidente en la Casa Rosada. Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Vidal y Horacio Rodríguez Larreta también asistieron.

Mirá también

Nada surgió del encuentro. Pero habrían de surgir dos episodios posteriores reveladores. A la noche, en una marisquería del barrio porteño de Monserrat, los tres gobernadores se encontraron para el intento de congeniar estrategias. En la cena estuvieron, además, los jefes de bloque Mario Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senado); los referentes nacionales Ernesto Sanz y Enrique “Coti” Nosiglia. Y el vice Salvador.

Con alguna informalidad se incorporó entre los temas de la charla una demanda para interna presidencial en Cambiemos. Es la expresión más revulsiva entre los socios UCR-PRO. Incluso porque habilitaría la participación de expresiones partidarias fuera de radicales, macristas y CC, de Elisa Carrió.

Ese corrimiento del esquema, que estimulan con más convencimiento Cornejo y Nosiglia, determinó el cruce inmediato del gobierno. Peña cuestionó directamente: “A un presidente no se lo somete a una interna”, explicó el jefe de Gabinete. “El liderazgo de Macri es incuestionable. El camino natural es que sea candidato sin internas”, insistió.

Detrás de la declaración existirían un par de prejuicios. En Estados Unidos, por citar una experiencia, el presidente con intención de ser reelecto concurre a la interna para dirimir esa postulación. Resultaría, por lo menos para los prejuiciosos, una audacia comparar la gobernabilidad entre uno y otro sistema. ¿Qué pasaría si Macri pierde la PASO en agosto?. ¿Cuánto de su crédito político se sepultaría en esa derrota?. Hasta la entrega del cargo en diciembre quedaría una cuesta de extrema dificultad para atravesar esa duda.

Aparece como improbable esa compulsa en Cambiemos, sostienen aún en el radicalismo “aliadófilo” expresado por Salvador. En ese caso, aparece otra incógnita. ¿Quién es el candidato radical para enfrentar a Macri?. Martín Lousteau amagó con el desafío. No habría unanimidad sobre su representatividad partidaria.

Mirá también

La tríada Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Juan Manuel Casella, prefieren a Roberto Lavagna como candidato post Cambiemos. Expresan una voluntad minoritaria, pero exponen el disturbio estratégico de la UCR.

Perturbación incluida por una carta bajo el tapete. Ese mismo sector que pide internas u otras alternativas incorpora a sus alquimias el remplazo de Vidal por Macri. En tal caso Lousteau para completar la fórmula.

Demasiadas idea para tan poco tiempo.

Articulos relacionados