Para “observar” elecciones, la OEA usará un protocolo que redactó un argentinoPolítica 

Para “observar” elecciones, la OEA usará un protocolo que redactó un argentino

Es un menú de requisitos, una receta para determinar si el proceso electoral cumple los estándares de transparencia. El texto fue aprobado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y será, de ahora en adelante, usado como guía por los observadores electorales del organismo en toda América.

Ese protocolo tiene un gen argentino: el redactor principal, luego de un proceso de selección regional, es el experto electoral Hernán Gonçalves Figueiredo, secretario de la Cámara Nacional Electoral (CNE), que además integra la terna para integrar ese tribunal.

Mirá también

Aunque figura un equipo de colaboradores, el texto tiene como referencia central a Gonçalves Figueiredo  y fue publicado en abril por la OEA como la guía que deben usar las misiones de observadores electorales para “medir” la calidad de la Justicia electoral de cada país.

Hernán Gonçalves Figueiredo, secretario de la Cámara Nacional electoral y redactor del manual de observación de elecciones de la OEA

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El protocolo podría aplicarse, en caso que medie un pedido de observación del gobierno o de partidos políticos argentinos, en las elecciones argentinas de este de octubre. No se suelen pedir.

Sería una paradoja que los observadores externos evalúen los comicios argentinos, y el desempeño de la Justicia electoral, a partir de un breaf redactado por un funcionario del máximo tribunal de la justicia electoral.

Mirá también

El esqueleto del análisis se apoya sobre cuatro atributos que, según el protocolo de la OEA -organismo que tiene al frente al uruguayo Luis Almagro- permiten determinar el grado de transparencia del proceso electoral en lo referido a la justicia.

Mirá también

Según Gerardo De Icaza, director del Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la OEA, el manual “es una metodología pionera en el mundo que permite sistematizar y uniformar los criterios de la observación de los sistemas de justicia electoral”.

Uno, central, refiere a si el organismo judicial encargado que interviene en las elecciones es “independiente  e imparcial“. Otro se enfoca en el acceso a la jurisdicción, en el sentido de la posibilidad de los partidos o electores de objetar o impugnar decisiones jurídicas vinculadas a la elección.

El punto tres está vinculado a si el “proceso es justo y efectivo” en cuanto a los reclamos y las respuestas. El último apunta a la gestión y transparencia de la Justicia electoral de cada país.

La guía que redactó Gonçalves Figueiredo estipula una serie de preguntas que, a partir de las respuestas, permite, casi de manera matemática, medir la calidad del proceso electoral en los distintos países de América, específicamente en lo vinculo a la Justicia.

La matriz del protocolo sigue un cambio de paradigma en la cuestión electoral. Inicialmente, las misiones de la OEA estaban orientadas a evitar que comicios viciados, con impedimento al voto o fraude. En los últimos años, el foco cambió y se centró en garantizar derechos en materia electoral, por caso, que estén dadas las garantías para que un candidatos o partido tenga los medios para reclamar en caso que considere vulnerado su derecho.

Mirá también

Goncalvez lo explica así. “Cuando se originaron, la misiones de observación tenían jugaron un papel muy importante para generar confianza en los procesos electorales de salida de las dictaduras”.

“Pero con la consolidación de la democracia, se fue profesionalizando el derecho electoral y se crearon tribunales de justicia especializados para resolver cuestiones electorales. Por eso las misiones se fueron profesionalizando con un enfoque técnico y especializado”, explicó el secretario de la Cámara Nacional Electoral.

La OEA realiza observaciones hace varias décadas. En 2018, envió misiones a, entre otros país, México, Perú y Paraguay.

Articulos relacionados