Esperando la carroza cumple 34 añosEspectáculos 

Esperando la carroza cumple 34 años


Con una súper liga de actores, el film se convirtió en uno de los clásicos del cine nacional Crédito: Archivo
8 de mayo de 2019  • 12:16

Hace exactamente 34 años, un film llamado a hacer historia se estrenaba en la Argentina. Tenía como protagonistas a

China Zorrilla

,

Luis Brandoni

,

Antonio Gasalla

,

Enrique Pinti

, Mónica Villa,

Betiana Blum

, Julio De Grazia, Juan Manuel y Andrea Tenuta. Con tan solo oír esta comunión de artistas en un mismo proyecto no es de extrañar que
Esperando la carroza se haya convertido en el clásico que es. Pero en 1985 eso era incierto.

Dirigida por Alejandro Doria, la película está basada en la obra de teatro homónima del uruguayo Jacobo Langsner. El film pertenece al género del grotesco criollo y se centra en Mamá Cora (Gasalla) y sus cuatro hijos: Antonio (Brandoni), Sergio (Tenuta), Emilia (Catalano) y Jorge (De Grazia). La octogenaria vive con el más chico de la prole -y su familia- quien está atravesando una crisis financiera y generacional que lo lleva a mudarse con uno de sus hermanos. Es entonces cuando hay que decidir quién se hará cargo de Cora.

En una comida aniversario, con la típica pasta del domingo, se plantea el tema en un una acalorada charla que se ve interrumpida cuando se enteran de que una anciana se tiró a las vías de un tren. La familia concluye que tiene que haber sido Mamá Cora, quien lleva horas desparecida. Pero, en realidad, la anciana está justo en frente de la casa de su hijo, donde están reunidos todos, observando la escena.

Trailer de Esperando la carroza

02:11

Video

Los conflictos surgen mientras preparan el velatorio de la falsa Mamá Cora. La verdadera, por su parte, será la encargada de darles la última gran enseñanza a sus hijos.
Se trata de una comedia de culto que, con un trasfondo tragicómico, muestra la hipocresía y la doble moral.


Gasalla, como Mamá Cora Crédito: Archivo

“Realmente lo hicimos en estado de gracia. Todos queríamos trabajar, estábamos felices y contentos. Pensábamos que iba a ser una comedia amable y lo es. Pero pasó la barrera del sonido”,
decía Pinti a LA NACION en el aniversario número 27 del film. Además contaba que su escena preferida es el momento final, cuando la familia ve aparecer a Mamá Cora.

“Tiene una particularidad única que es que la gente mayor, adulta y joven se siente identificada con esos personajes, que no son un modelo de conducta social… pero es lo que nos gusta a nosotros. Y esto me parece que es el secreto”, reflexionaba Brandoni, quien se inclinó por la escena cuando los hermanos van a la comisaria a hacer la denuncia de la desaparición de su madre.


Con una súper liga de actores, el film se convirtió en uno de los clásicos del cine nacional Crédito: Archivo

“Es una mirada del ser humano muy sincera, muy realista, con todas nuestras limitaciones, egoísmos, pequeñeces, pero sin juicios”, agregaba Blum

Las segundas partes nunca fueron buenas… La película tuvo en 2009 una segunda parte (con las ausencias de Gasalla y de Pinti), cuya dirección estuvo a cargo de Gabriel Condrom. Brandoni, al ser consultado sobre qué le pareció la secuela, sentenció: “Mala, no era coherente con la historia, resultó siendo mala”. Sus compañeros en la conferencia de prensa coincidieron.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados