San Lorenzo: Jorge Almirón fue de la ilusión al desencanto y otra vez peligra su continuidadDeportes 

San Lorenzo: Jorge Almirón fue de la ilusión al desencanto y otra vez peligra su continuidad

El ciclo de Jorge Almirón en San Lorenzo atraviesa su momento más delicado. Resistido por gran parte de los hinchas, ahora también es mirado de reojo por algunos dirigentes a los que no les cayó muy bien la conferencia de prensa que dio post eliminación con Argentinos Juniors por la Copa Superliga. Ante este panorama y con un equipo que no muestra síntomas de mejora partido tras partido, el de este miércoles ante Palmeiras, en Brasil, por la Copa Libertadores, puede ser definitorio para su continuidad, más allá de estar ya en octavos de final.

En la Comisión Directiva hay desencanto. No se arrepienten de haberlo ido a buscar porque es el técnico que querían, pero no están conformes con los resultados ni con el andar futbolístico. Además, entienden que, lejos de asumir culpas, el DT apunta a la mala decisión de los jugadores en el campo. El domingo Almirón dejó su continuidad en manos de la determinación dirigencial.

El técnico Almirón se fue entre silbidos e insultos de los hinchas el domingo tras la eliminación de la Copa Superliga. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Si gana en Brasil y termina primero del Grupo F es factible que siga con vida en el cargo. Pero si no gana… Pase lo que pase, de regreso en Buenos Aires se sentará a hablar con los directivos. Para evaluar y diagramar lo que viene (exigirá refuerzos de jerarquía) o para darse la mano y decirse adiós. “Nos juntaremos con él y veremos”, se limitaron a decir desde las oficinas de la sede de Avenida de Mayo.

Mirá también

El plantel viajó este lunes a San Pablo sin Nahuel “El Perrito” Barrios (fatiga muscular en sus aductores), Rubén Botta (traumatismo en su pie izquierdo), Gonzalo Castellani (desgarro), ni Nicolás Blandi (distensión muscular). El que se sumó a último momento fue Gerónimo Poblete, recuperado de una contractura.

Mirá también

Almirón entró en la ruleta rusa de los resultados. Algo que, cuando sucede, generalmente termina siempre de la misma manera: con la salida del DT de turno. Pero el oriundo de San Miguel ya estuvo en esta situación límite y logró revertirla. Fue hace poco, ante del cruce con Junior en el Nuevo Gasómetro. Era el primer partido de local para el Ciclón en la Libertadores y debía ganar. Lo hizo 1 a 0 con otro semblante en el equipo y eso le dio un envión. No mejoró en el plano doméstico (terminó penúltimo en la Superliga), pero hilvanó un par de triunfos más ante Palmeiras y Melgar en su cancha y se metió en la siguiente fase copera. Eso le dio aire. Aunque el golpe de la eliminación de la Copa Superliga lo puso nuevamente en la cuerda floja.

Articulos relacionados