Llega mañana una nueva misión del FMI para tratar un nuevo desembolsoEconomía 

Llega mañana una nueva misión del FMI para tratar un nuevo desembolso

Una nueva misión del Fondo Monetario Internacional llegará mañana por cuarta vez a Buenos Aires para revisar los números de la economía y reunirse con representantes del Gobierno, empresarios y miembros de la oposición.

Un portavoz del Fondo dijo ayer en Washington que un equipo del FMI encabezado por Roberto Cardarelli llegará a Buenos Aires el 8 de mayo “en el contexto de la cuarta revisión del plan económico de Argentina que respalda el Acuerdo Stand-By de 36 meses”. 

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Durante la misión, el equipo del FMI se reunirá con funcionarios gubernamentales y el Banco Central, así como con representantes del sector privado, la academia y la sociedad civil. Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, también se unirá a una parte de la misión, como ha sucedido en otras ocasiones.”

Cardarelli y su equipo ya estuvieron otras tres veces en Buenos Aires. Es el procedimiento normal para confeccionar un informe que se conoce como “staff report”, que se elevará al directorio ejecutivo para que apruebe o no un cuarto desembolso del préstamo de 57.000 millones de dólares. El último tramo se aprobó a comienzos de abril, cuando se otorgaron 10.800 millones. 

Esta vez la misión llegará en un momento más calmo, luego de que la semana pasada el FMI aceptara la libre intervención del Banco Central dentro de las bandas para poder frenar la volatilidad del dólar que preocupaba al Gobierno y al Fondo, sobre todo por el impacto en la inflación.

Como es habitual, la misión se reunirá con funcionarios del Gobierno y en Banco Central, pero también con empresarios, sindicatos y miembros de la oposición, en un año electoral y en un momento en que se habla de acuerdos fundamentales entre distintos partidos. La futura relación con el FMI y cómo devolver el préstamo formará seguramente parte de la agenda de esos pactos políticos. Cardarelli ya se ha reunido otras veces con Roberto Lavagna, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Axel Kicillof, entre otros.

Esta vez la misión estará integrada también por Werner, un funcionario más político, algo que no ha sucedido en momentos anteriores. Pero desde el Fondo destacan que no es por ninguna circunstancia especial sino porque esta vez su agenda lo permite.

Werner justamente está hoy en Lima, donde en una conferencia en la Cámara de Comercio, dijo que “la transición de Argentina de una economía muy controlada a una más orientada a los mercados libres está demostrando ser más compleja de lo previsto”, según reportó la agencia Bloomberg.

Sin embargo, el funcionario mostró optimismo sobre la recuperación de la economía. Señaló que las medidas para controlar la inflación y equilibrar el presupuesto dieron como resultado varios trimestres de contracción económica, aunque “el crecimiento debería ser positivo a partir del segundo trimestre”.

En su último panorama regional, difundido en Washington durante la Asamblea de Primavera del organismo, el mes pasado, el FMI había proyectado algo similar: “Se regresará al crecimiento en la segunda mitad del año, cuando se recupere el ingreso real y la producción agropecuaria rebote después de la sequía del año pasado”, según escribieron en el reporte de perspectivas mundiales. Estimaron para este año una caída de -1,2% y recién en el 2020 un crecimiento al 2,2%.

Werner también se refirió ayer al índice de precios, que ha superado los pronósticos del organismo varias veces, y dijo que el crecimiento en la base monetaria para el resto del 2019 “busca poner fin a la tendencia de inflación”. La semana pasada, el FMI aceptó liberar al Banco Central para que puede intervenir dentro de las bandas de flotación y así poder frenar la volatilidad del dólar, una de las principales causas de la suba de precios.

Además, Werner predijo, además, que la Argentina deberá terminar el 2019 con un presupuesto equilibrado, una de las metas del acuerdo stand by de 57.000 millones de dólares.

Werner expuso la situación de la economía de América latina y dijo que el FMI prevé para la región un crecimiento de un 1,4% este año y 2,4% en 2020.

Articulos relacionados