Con tasas de hasta 55 %, los bancos buscan compensar la caída de los depósitos a plazo fijoEconomía 

Con tasas de hasta 55 %, los bancos buscan compensar la caída de los depósitos a plazo fijo

La inestabilidad cambiaria y el peso de la incertidumbre electoral ya se hacen sentir sobre los depósitos a plazo fijo. En abril, estas colocaciones cayeron 2,7% con respecto a marzo. Así, ni siquiera el repunte de las tasas de los últimos días del mes pasado fue suficiente para convencer a los ahorristas de que se mantuvieran en pesos en medio de un nuevo reacomodamiento del dólar y de los sacudones de las encuestas. 

Es la segunda vez consecutiva que caen los depósitos a plazo. “Esto explica una menor atracción por las tasas que ofrecen los bancos. Mientras que los mayoristas muestran un importante retroceso (-5%), los minoristas se aceleran respecto al mes anterior (1,6%)”, plantea la consultora LCG a partir de los datos del Banco Central.

Los depósitos totales en pesos del sector privado -incluyendo las cuentas a la vista- crecieron 1,3% en abril, en lo que fue la menor suba en lo que va del año. De este modo se desaceleraron 1,4 puntos porcentuales respecto al indicador de marzo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“En términos de plazos, se observan las mayores caídas en los depósitos de más de 60 días, lo que indica un menor deseo de mantener colocaciones en pesos por tiempo prolongado”, indica Julia Segoviano, economista de LCG.

En abril el dólar aumentó 3,5% en el mercado minorista y cerró en $ 45,36, tras haber tocado picos de $ 47. En ese mes, la tasa de los plazos fijos de más de $ 100.000 pasó de 44% a 46%. En el arranque de mayo el Banco Central buscó meter más presión sobre los bancos para que aumentarán el rendimiento que les ofrecen a los minoristas por estas colocaciones. Es que en el mismo lapso la tasa de las Leliq, las letras diseñadas especialmente para los bancos, pasaron de una tasa de 68,14% a 73,93%.

Para lograr que los bancos mejoraran la tasa, el Central impulsó la competencia. Y permitió que los ahorristas puedan hacer plazos fijos en bancos de los que no son clientes. El Nación salió a hacer punta. Arrancó la semana pasada ofreciendo una tasa de 52% anual para operaciones online de más de $ 100.000 tanto para clientes como para no clientes. Y el lunes subió la tasa a 55%.  

El Central publica una tabla comparativa para este tipo de plazos fijos que hoy muestra tasas que van del 45% que ofrecen entidades como el Banco Provincia o el Santander, al 56% del BICE, siempre para operaciones online de más de $ 100.000. Hasta ahora son ocho los que  bancos dispuestos a captar estos depósitos de no clientes: el Nación, el Credicoop, el Ciudad, el banco de Formosa, el BICE, el Bancor, Banco de Chubut y Finandino. 

Mirá también

Sin embargo, los clientes se quejan de que el trámite para acceder a estas tasas es engorroso y señalan que las páginas “se cuelgan”, lo que termina desalentando a muchos. 

La desaceleración de los depósitos en pesos estaría reflejando una mayor dolarización por parte de los ahorristas. Los datos de LCG muestran que los depósitos en dólares aumentaron 6,2% en abril contra marzo, lo que refleja una desaceleración de 5,2 puntos porcentuales con relación al mes pasado. En cambio, los depósitos a la vista en pesos se aceleraron y muestran subas de 2,4%.

Créditos en baja

Por otro lado, el impacto de las tasas altas y de la recesión se sigue sintiendo en los créditos. En abril, los créditos al sector privado en términos reales cayeron 4,3% con respecto a marzo. Fue la séptima caída consecutiva.

Por primera vez en lo que va del año caen los créditos al consumo, con una baja de 0,5% contra marzo. En el caso de las tarjetas de crédito la caída es de 1,5%. “Esto podría explicarse por la incertidumbre cambiaria e inestabilidad de precios que retraen al consumo”, plantea LCG. La tasa nominal anual que cobran los bancos para financiarse con las tarjetas ronda el 80%.  

El más golpeado es el crédito a las empresas, que retrocedió 4,7% en el mes, acumulando la décima baja mensual consecutiva. “Las tasas continúan en valores altísimos y el costo es demasiado elevado para las empresas. El retroceso de la actividad económica también explica el enfriamiento del crédito”, señala Segoviano.

También retrocedieron los préstamos con garantía, aunque se desacelera la caída respecto al mes anterior: los hipotecarios crecen 0,2% y los prendarios bajan 1%.

NE

Articulos relacionados