Hecatombe: humor cordobés, viral y noveladoSociedad 

Hecatombe: humor cordobés, viral y novelado

Agustín Peralta Pando. Gino Gori. Mateo Pohle Zavala. Papry Suásquita. Agustín Parra. Alejandro Bacile. Lucas Lezin. Ellos siete tienen algo en común. Fueron compañeros de colegio en Córdoba. Hacen humor, son virales -uno de sus videos tiene once millones de visitas en YouTube- y forman parte de Hecatombe.

El grupo ideó la historia de Una promesa infinita (La amistad es lo último que se pierde), una novela que acaban de presentar en la Feria Internacional del Libro. Peralta Pando y Lezin se sentaron frente a la computadora para contar la historia de Teo, Renzo y Joaquín, tres amigos que están terminando la secundaria y a punto de viajar a Bariloche.

En una charla con TN.com.ar, Renzi cuenta cómo viven una vida que va de los videos -publican dos por día- a las presentaciones en todo el país de algo que ya es una pyme que emplea a 20 personas. Y se anima a reírse de la mercantilización de los influencers.

¿El libro nació como guión de una película?

Sí, surgió con la idea de que fuera una película, que por ahora no pudo ser. Entre los siete armamos la trama principal; Agustín y yo la escribimos. Nos sirvió para profundizar personajes e historias en una novela. Aunque quizá tenga otro registro, nuestros productos siempre tienen humor, situaciones disparatadas y divertidas. La gente que nos sigue lo leerá y dirá: “Ah, eso es re Hecatombe”.

Son siete integrantes. Leí que la estructura de trabajo es bastante horizontal. ¿Cómo se ponen de acuerdo con el contenido?

Ejerciendo la democracia. Somos justo siete, un número impar; así que votamos la mayoría de las decisiones. Nos conocemos desde que tenemos doce años y sabemos bien cómo actúa el otro. Se hace lo que elige la mayoría, pero en muchos casos pensamos prácticamente igual.

Cuando la gente asocia las palabras humor y cordobés, piensan en una forma de hacer reír. ¿Consideran que tienen una impronta cordobesa?

Quizá sacamos algo de la picardía del humor cordobés, además de la forma de hablar. De todas formas, no creo que sea el sello del grupo. Estamos más marcados por las series y las películas de afuera que vimos, además de nuestras vivencias. Me parece que hacemos algo más general.

En uno de los videos, Hecatombe se burla de los influencers que mercantilizan cada una de sus acciones. ¿No se sienten parte de eso?

Nosotros también trabajamos con marcas en las redes sociales. Pero quisimos hacer una parodia de alguien que le venden cosas a sus propios amigos. Hay algunos influencers que no tienen ningún filtro ni pudor a la hora de publicitar algo. ¡Son súper directos! Es como si fuese una publicidad de Sprayette. La idea es que las redes sean más orgánicas y naturales, que parezca que estás usando esa marca. Mientras que todo el contenido no sea publicitario, está todo bien. De hecho, el 90% de nuestros videos no tienen anuncios.

¿Cuánta gente trabaja con ustedes en la realización de los videos?

Somos unas 20 personas en total, contando director de fotografía, asistentes, maquilladora, productor y comercial. Nosotros ahora solo nos dedicamos a actuar y guionar. Esto surge de la necesidad de producir más videos. Comenzamos hace siete años con un video por mes y ahora subimos dos por día. La rutina implica un mes de rodaje y dos de gira. Nos sigue un público de entre 13 y 25 años más o menos, pero ahora queremos apuntar a un público más adulto sin ser soez ni usar malas palabras.

Leí que anunciaron que se mudan a Buenos Aires el mes próximo. ¿Era necesaria la mudanza? ¿Cuál esperan que sea el salto?

Nosotros tenemos muchos proyectos que en Buenos Aires serían más fácil de concretar. Acá están todos nuestros colegas; en el mundo de YouTube las colaboraciones son fundamentales, además de que somos amigos. No sólo hablo de filmar sino también de la capacitación. Queremos formarnos en actuación y en guion.

Articulos relacionados