La historia de los venezolanos a los que les robaron y pegaron durante una marcha contra Maduro en Buenos AiresSociedad 

La historia de los venezolanos a los que les robaron y pegaron durante una marcha contra Maduro en Buenos Aires

Mientras en Caracas había enfrentamientos entre policías, militares y civiles, en Buenos Aires manifestantes marcharon en favor del gobierno de Nicolás Maduro frente a la embajada de ese país. Un grupo de venezolanos que vive en la Argentina hace pocos meses fue a ese edificio para dar cuenta de una posición diferente: protestar contra el régimen chavista. Ninguno de ellos esperaba la violencia con la que los recibieron. A dos jóvenes repartidores de una aplicación de delivery les robaron el celular y las bicicletas que usan para trabajar.

En TN Central, Gregorio y Eduardo contaron su drama: repasaron cómo llegaron a la Argentina, recordaron la grave crisis que sufrieron en su país y dieron detalles de la pelea frente la embajada venezolana.

“A las 15, cuando la alta demanda (de pedidos) acaba, pasamos por la embajada y vimos que había argentinos que defendían a Maduro. En un momento, nos empezaron a patear y, en una de esas, me arrancaron el teléfono. Se reían de nosotros. Era como que disfrutaban al golpearnos”, explicó Eduardo.

Gregorio, por su parte, dijo que nunca se percató que los iban a tratar de esa manera. “Éramos un grupo de seis, en el que había dos chicas. A mí me robaron el teléfono pero lo recuperé en el forcejeo. Me lo devolvió un policía”, detalló. Luego pasó lo peor: se robaron su bicicleta.

El joven relató que trabajan 12 horas para conseguir un sueldo que les alcance. En Venezuela se desempeñaba como policía, pero el sueldo no era suficiente. “Lo que ganaba solo me servía para comprar un paquete de pañales”, comentó. Gregorio dejó en su país natal a su mujer y a su hija de dos años.

Eduardo, que también lleva menos de un año en la Argentina, también recordó que llegó al país solo y que su familia sigue en Venezuela. Contó que estudia el CBC para la carrera de ingeniería industrial, pero que se le hace muy difícil.

“Extraño mucho a mi mamá. Estar solo aquí es muy difícil. No saben lo que es que les falte la luz y el agua. Acá están bien. Acá te esfuerzas y consigues comida y servicios. Estoy muy agradecido con quienes me escribieron para ayudarnos. Así como hay gente mala, hay gente buena. Tengo 19 años y estoy solo con mi primo“, comentó.

En el final de la nota, un televidente se comunicó con TN para decirles a los repartidores que iba a donarles una bicicleta. “Me indigna lo que pasó y por eso les quiero dar una mano”, contó Carlos. Luego, otras personas llamaron a la producción del noticiero para poder ayudar a los jóvenes.

Articulos relacionados