El pibe que se llama Ayrton por Senna, es campeón argentino de karting y sueña con la Fórmula 1Deportes 

El pibe que se llama Ayrton por Senna, es campeón argentino de karting y sueña con la Fórmula 1

Ayrton. Uno de esos nombres que de tan potentes lo dicen todo. Sabe Ayrton Pérez lo simbólico de llamarse así. Tiene 10 años y no hubo que explicárselo. Lo mamó desde la cuna. Leyó libros y revistas, ve una y otra vez cientos de videos y mira el casco y la bandera con la cara del Ayrton más conocido, el culpable de llamarse así. Y le hace honor como campeón argentino de Mini Karting, ese amor del que Ayrton Senna jamás se desprendió. 

“Lo admiro mucho. Veo videos y me emociona. Me gusta mucho su estilo de manejo, siempre apretando. Tenía una forma de manejar bajo la lluvia que parecía que bailaba con el auto“, cuenta emocionado el pibe de Luján.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Habla con una pasión y un entendimiento que no se corresponden con su edad. Y describe las virtudes de su ídolo con éxtasis. “Yo intento copiarle todo. Él era muy aplicado, tanto para estudiar las carreras como para el colegio. Hacía la tarea muy rápido para poder pasar mucho tiempo en el karting. Y lo mismo trato de hacer yo”, explica.

No miente. Neida, la madre de Senna, contó en varias ocasiones que su hijo redoblaba su esfuerzo en las clases para pasar el máximo tiempo posible entrenándose. A eso apunta el Ayrton argentino, quien este fin de semana competirá por la tercera fecha de la categoría Micro del Rotax-Kart en el Kartódromo de Ciudad Evita. 

Tiene sólo diez años, pero en su carrera ya se cuentan un par de títulos. En 2017 ganó el Pre Junior Kart Plus, en Zárate, y el año pasado se consagró a nivel nacional con 9 años. Hoy compite en una categoría que tiene el aval de la Comisión Internacional de Karting de la FIA.

Y, por si fuera poco, Ayrton representará a la Argentina como cadete en el Sudamericano de Karting, que se disputará entre el 28 de mayo y el 1º de junio en el Velopark de Nova Santa Rita, en el estado brasileño de Rio Grande do Sul.

Ayrton Pérez, al volante de su karting con 10 años.
Foto: Gentileza familia Pérez.

A 25 años del trágico accidente que le costó la vida en Imola, a Senna, tricampeón mundial de la Fórmula 1, aún se lo extraña. La máxima categoría del automovilismo perdió a su figura más carismática. Y pese a que por las luces de la F1 han pasado Michael Schumacher, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, aún no se advierte un referente tan atrayente y popular como Senna.

Mirá también

“Parece mentira que hayan pasado 25 años desde ese domingo. ¡La puta madre! ¿Cómo se puede extrañar tanto a alguien que uno no conoció?”, exclama y se pregunta Raúl Pérez. “Además de ser un destacado piloto, se le reconoce que nunca se vendió a la política de la categoría y siempre defendió el espíritu del deporte. Después de él quedó un vacío muy grande. Y en honor a Senna, mi nieto lleva su nombre“, añade el abuelo orgulloso.

Ayrton Pérez, con la remera de Senna, su ídolo y motor.
Foto: Gentileza familia Pérez.

Ramiro, padre del niño y ex piloto, se ríe. Tenía sólo 10 años, la edad de su hijo, en el momento del golpe fatal del brasileño, pero tanta fue su admiración que algo le quedó en claro. “A los 13 años ya decía que mi hijo se iba a llamar Ayrton en honor a Senna”, enfatiza.

No hay nombre que valga si no hay esfuerzo ni trabajo. Y si Ayrton Pérez se abre camino en el karting es por su talento al volante y sus ganas de crecer. “Gente de muchos años en el karting nos dice que le ven condiciones. Tiene una postura y una forma de manejar muy relajada. Con 10 años, define detalles en milésimas de segundo. Decide mejor que yo, je”, lo describe Ramiro.

Mirá también

Y Lucía, su madre, complementa: “Como padres, tratamos de marcarle el gran esfuerzo que conlleva que él corra y buscamos que valore eso. Tiene un temperamento muy frío y templado arriba del karting. Se sube muy concentrado y enfocado. No se pierde en las carreras. Le marcás cosas y las entiende. A la gente le impresiona su madurez“.

Ayrton Pérez, en lo alto del podio.
Foto: Gentileza familia Pérez.

Lucía ejemplifica la capacidad de trabajo de su hijo con una situación atravesada por su idolatría por Senna. Es que desde que Ayrton comenzó a escuchar sobre las legendarias epopeyas del brasileño bajo la lluvia, ese fenómeno climático se convirtió en su escenario favorito. “Al principio, Ayrton no se animaba a salir en la lluvia. Ahora ve que llueve y quiere salir corriendo a manejar“, relata.

El nombre de Ayrton viene cargado con gloria. Su caso no es único, claro, porque Senna es un ídolo mundial y miles de pibes llevan su nombre en su honor. Por caso, el holandés Senna van Walstijn se consagró campeón del Mundial de Rotax, en la categoría 125 Senior, nada menos que en Brasil.

Ayrton Pérez, con una revista con Senna en la tapa y una mini réplica de su casco.
Foto: Gentileza familia Pérez.

Pero Ayrton Pérez quiere toda la gloria para él. “Es impresionante ver hasta dónde llegué. Es muy lindo ser bicampeón. Yo sueño con llegar a la Fórmula 1 y subirme a un Mercedes. O a un McLaren, como Senna“, avisa.

A 25 años del adiós de Ayrton Senna, en su tocayo argentino se personifican tres de las características que hicieron del brasileño un personaje entrañable y amado por su público: humildad, capacidad de trabajo y hambre de gloria. Ayrton Pérez recién tiene 10 años. A no apurarlo, por más que el pibe quiere ir a fondo, como lo hacía su ídolo.

Articulos relacionados