Denuncian a Renault ante Defensa de la CompetenciaEconomía 

Denuncian a Renault ante Defensa de la Competencia

La Asociación de Fábricas de Componentes (AFAC) denunció a la automotriz Renault Argentina por presunto “abuso de posición dominante” con sus proveedores. La entidad empresaria, que encabeza Raúl Amil, señaló a través de un comunicado que Renault estaría ejerciendo de manera unilateral distintas formas de abuso comercial, desde prohibición a sus proveedores de abastecer por sí mismos al mercado de reposición hasta el no reconocimiento de los efectos de la devaluación en los precios. Pero a la vez, acusa al Gobierno de favorecer la importación de autopartes, con aranceles diferenciados, en perjuicio de la industria local.

La cámara, dijo en su comunicado “ha solicitado a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que determine si ciertas conductas de Renault Argentina S.A. configuran abuso de posición dominante y, en su caso, ordene su cese, en defensa del orden público económico”.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Desde Renault señalaron que la empresa “no ha recibido notificación” de la denuncia y que, por lo tanto, no harían comentarios. “Renault Argentina no ha recibido al momento ninguna notificación de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ni de ningún otro ente al respecto: por lo tanto, no podemos responder sobre un requerimiento que no hemos recibido”, dijo la filial de la automotriz francesa, a través de sus voceros.

La empresa remarcó su trayectoria de 60 años en el país, donde fabrica distintos modelos desde la fábrica ubicada en la localidad cordobesa de Santa Isabel”.

Mirá también

Asimismo desde la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA, de la cual Renault forma parte), señalaron que por cuestiones de cumplimiento de normas internacionales (compliance) “la Asociación no opina, ni participa de las relaciones comerciales de sus asociadas con su cadena de valor”.

¿De qué acusa AFAC a Renault? Bajo la figura de “monopsonio” de Renault (comprador único) y también de monopolio sobre sus proveedores argentinos, la entidad describe una serie de situaciones:

Restricciones para abastecer al mercado de reposición independiente.

Facultad de terminar los contratos con las autopartistas sin causa ni indemnización.

Control de los cambios accionarios de los proveedores.

Reserva del derecho de imponer co-proveedores con responsabilidad solidaria.

Control unilateral de los productos.

Atribuciones unilaterales para ejercer el derecho de multar a la empresa autopartista, de compensar sus deudas con tales multas y de resolver el contrato por acumulación de multas.

El no reconocimiento de mayores costos derivados del aumento del tipo de cambio, costos de materias primas, mano de obra u otras variables económicas.

En la ejecución de las Notas de Pedido, “Renault no informa proyecciones de volúmenes, no ajusta precios por reducción de volúmenes, niega certificaciones injustificadamente y retrasa el pago de herramientas, entre otras prácticas”.

Según AFAC, los contratos de Renault prohíben a las autopartistas abastecer otros talleres que no sean los de su propia red. “A ello se agrega que existe un monopolio para vender repuestos a su red de talleres oficiales, dado que prohíbe la provisión directa de los mismos por parte de las fábricas de autopartes”.

Pero la entidad también extiende su acusación al Estado, por la normativa aduanera e impositiva. “La modalidad de cálculo de los derechos de exportación sobre los vehículos, que excluye a las autopartes importadas, incentiva a Renault a importar cada vez más componentes para reducir el peso efectivo de dicho tributo”. Además, según AFAC, Renault hoy paga aranceles de importación por las autopartes terminadas del orden del 6,5% promedio, mientras que las propias autopartistas deben pagar 12% de arancel para importar los insumos que necesitan. 

Articulos relacionados