Marcelo Ciarrochi corrió con Vettel, maneja un camión y ahora debuta en el Súper TC2000Deportes 

Marcelo Ciarrochi corrió con Vettel, maneja un camión y ahora debuta en el Súper TC2000

El aura que rodea a los pilotos de elite suele marcar un estilo de vida más que aspiracional. Comodidades, llegadas, situaciones privilegiadas parecieran ser el denominador común de aquellos que son protagonistas en el automovilismo. Sin embargo también están aquellos que no paran de esforzarse, de sacrificarse para lograr sus objetivos. Con bajo perfil, humildad, pero también con suma dedicación. Es la historia de Marcelo Ciarrocchi, el cordobés que de muy chico corrió en Europa con Sebastian Vettel y Nico Hulkenberg, hoy en la Fórmula 1, no pudo mantenerse allí, volvió al país para manejar el camión del emprendimiento familiar y ahora el destino le permite debutar en el Súper TC2000.

Mirá también

Allí está Ciarrocchi, el piloto nacido hace 32 años en Almafuerte, vestido con el buzo antiflama del equipo oficial Citroën Total Racing en la categoría más tecnológica de Latinoamérica. Este fin de semana debuta en la disciplina como piloto oficial del team de la marca francesa. Pero, detrás de esta llegada, hay una historia que vale la pena conocerla para que se entienda que sin sacrificios, no hay premio.

“En 2000 pude ir a Europa, a correr el campeonato de karting y en 2001 en el Open italiano. Allí el ingeniero argentino Sergio Rinland me dio la posibilidad de participar de una prueba en el prestigioso equipo CRG en 2002. Estuve como piloto oficial hasta fin de 2003. Al año siguiente corrí para el equipo de Adrián Campos en España, pero allí la situación económica no me ayudó para continuar. Y tuve que pegar la vuelta”, le comentó Ciarrocchi a Clarín, con una sonrisa, sin muestras de remordimientos.

Mirá también

“En Europa corrí con pilotos que eran de mi camada, como Sebastian Vettel y Nico Hulkenberg, hoy pilotos de Fórmula 1. Con Vettel (tetracampeón mundial de la máxima categoría internacional) corrí en el Europeo en 2000. Apenas tenemos unos meses de diferencia de edad. Y con Hulkenberg corrimos para la misma marca (CGR)”, recuerda el cordobés, que en 2018 fue campeón de TC2000, también con Citroën.

Marcelo Ciarrocchi debutará en el Súper TC 2000. (Foto: Prensa Citroen).

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Apenado por la situación, Marcelo regresó a Almafuerte. Debió olvidarse de correr, aunque la pasión lo llevaba a mirar todo lo que podía realizarse en el país o en el exterior, sin la posibilidad de subirse.

“Regresé al país. Tuve que parar. Yo quise seguir escalando sin tener los recursos económicos. En karting pude correr para CRG sin presupuesto, porque representaba a la marca. Tiempo después entendí que quise dar el salto sin tener con qué. De 200 pilotos, hay 100 que ya se sabe que continuarán en el automovilismo y los otros 100 quedarán en el camino. Vettel, con 13 años, ya era piloto Red Bull. Por supuesto que tiene un gran talento, pero ya hay una plataforma que le permite seguir. Hay otros que son muy buenos también y ya tienen el destino marcado, pero afuera”, explica con suma claridad.

Mirá también

¿Qué pasó a su regreso? Dejó la butaca de competición para sentarse en la de un camión, y comenzar a trabajar sin descanso, manejando un vehículo pesado por las rutas argentinas. Así lo relata Ciarrocchi, que aún hoy continúa con su profesión: “Regresé de Europa, terminé mis estudios secundarios y me aboqué al trabajo familiar. Lejos del automovilismo. Soy comprador y chofer de la empresa, que es un depósito de frutas y verduras en Almafuerte, Córdoba. Trabajamos toda la familia, mi mamá, mi papá y mis dos hermanos. Me permiten ausentarme para correr en el automovilismo, que era mi prioridad. Y por eso hacemos este esfuerzo. Por suerte pude devolver ese sacrificio con satisfacciones”.

No tiene descanso entre su trabajo y ahora sus compromisos como piloto oficial del equipo Citroën Total Racing de Súper TC2000. “Habitualmente me vuelco a la fruta y verdura, por lo que cargo en Mendoza y regreso a Almafuerte. Tengo 600 kilómetros y lo hago dos veces por semana. Y también voy dos veces por semana a Córdoba. Toda la semana viajando con el camión y los fines de semana me dedico a las carreras. Además, me entreno y también cumplo con los compromisos del equipo. Atrás de un auto de carrera hay entrenamientos físicos, de simuladores y de estudio en los talleres. Luego de cada carrera hay que hacer un balance de información para los ingenieros”, comentó.

Pulgar arriba, Marcelo Ciarrocchi en una “Citroneta”.

Su regreso al automovilismo se dio en 2010, cuando compitió en fórmula y en 2011 volvió al karting. Ya en 2015 realizó una temporada completa de Fórmula Renault y en 2016 participó en TC2000, logrando el título el año pasado.

¿Cuál es el objetivo para 2019? “Mis aspiraciones son las de adaptarme rápido a la categoría para ser protagonista. El nivel de mi equipo es muy bueno, como el de los rivales. Tengo la suerte que el resto perdió la ventaja por arrancar una nueva era en el Súper TC2000, por lo que el resto ya no tendrá la ventaja de conocer muy bien los autos. Ahora los coches son nuevos, la motorización es novedosa. Todos debemos adaptarnos”. Con los pies sobre la tierra, con la humildad de conocer que el sacrificio es el camino para llegar a cumplir con los sueños, Marcelo Ciarrocchi tiene su gran oportunidad en el automovilismo nacional. Y Citroën le abre las puertas en el tecnológico Súper TC2000.

JCh.

Articulos relacionados