Un rumor sobre Boca disparó el recuerdo: las grandes “bombas de humo” del fútbol argentinoDeportes 

Un rumor sobre Boca disparó el recuerdo: las grandes “bombas de humo” del fútbol argentino

En cada mercado de pases en el fútbol argentino es esperable que se instale una danza de nombres de los cuales se concretan un porcentaje ínfimo. Particularmente en Boca, en los últimos años ha habido nombres de peso que en algunos casos parecían irrisorios. Son rumores que, al hacerse públicos, generan un ruido mediático que traspasa fronteras.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Tal fue el caso del último instalado que salió desde la TV argentina y cruzó el océano para llegar a medios españoles: Arturo Vidal. Esto, sumado a que hace unos años el chileno había elogiado a Boca, fue un combo perfecto para hacer sonar “verosímil” su desembarco. El propio presidente xeneize, Daniel Angelici, ironizó al ser consultado por el jugador del Barcelona: “Traemos a Messi y listo”, dijo entre bromas.

Otros que sonaron para Boca

Gianluigi Buffon

El arquero italiano apareció en la escena el año pasado cuando se despidió de la Juventus. En este caso los rumores llegaron hasta el propio Gigi, quien contestó a la cadena ESPN sobre su llegada al Xeneize. “A mi nadie me llamó directamente. Con Carlos Tevez tengo una gran amistad porque es un chico al que quiero mucho. Si me hubieran necesitado, por Tevez habría hecho una locura“, declaró antes de fichar para el PSG.

Uno de lso tantos festejos de Gianluigi Buffon con la Juventus. (Reuters)

José Mourinho DT

Según consignó el diario Olé, cuando Nicolás Burdisso firmó como flamante mánager de Boca se reunió con el técnico portugués para una charla informal en la que habría tratado de convencerlo para cruzar el charco. Imposible. 

Roberto Baggio en una visita a la Bombonera. (Twitter)

Roberto Baggio

Confeso hincha xeneize en la Argentina, el italiano finalista del mundo en 1994 visitó la Bombonera varias veces. El rumor sobre su llegada se instaló en 2005 cuando llevaba varios meses retirado. Su vuelta al fútbol y su llegada a Boca nunca fueron una posibilidad.

Gennaro Gattuso

Al igual que el caso de Baggio, el férreo volante central de Milan se confesó hincha de Boca, tras haber disputado con este club la Copa Intercontinental de 2003 y el Mundial de Clubes de 2007. Enamorado de la hinchada, en 2012 dijo que estuvo cerca de llegar a la Argentina pero que finalmente no se dio por motivos económicos.

Andrea Pirlo

Otro amigo de Tevez al que señalaron como interesado en pasar por la experiencia del fútbol argentino, pero nada estuvo más lejos: el crack italiano se fue a la MLS de EE.UU. tras su salida de la Juventus.

De Rossi con la camiseta de Boca. (Twitter)

Danielle De Rossi

Con la llegada a Boca en 2015 de Daniel Osvaldo, amigo del italiano que hacía sus últimas armas en la Roma, fue señalado como posible incorporación, también por su simpatía con Boca. “Simpatizo por Boca desde chico y siempre soñé con jugar contra River”, declaró el volante. No pudo ser.

Hristo Stoichkov

El búlgaro la había descosido con su selección en el Mundial de Estados Unidos y jugaba para el Parma cuando surgió el rumor en 1995. Se instaló que la empresa láctea Parmalat, de aquella ciudad italiana y sponsor del xeneize en esa época, pondría dinero para que llegara su figura. Hasta se jugó un amistoso entre ambos equipos en el que los italianos se impusieron por 3-1. Pero del pase, ni noticia.

Ronaldihno

En 2014, luego de ganar la Copa Libertadores con Atlético Mineiro, el crack gaúcho fue uno de los nombres que sonaron para reemplazar a Juan Román Riquelme. Como había asegurado que era hincha de Boca en el programa de Marcelo Tinelli, el rumor tomó más fuerza. Pero fue puro humo en tiempo de redes sociales. ¡Ah! Y después sonó también para ir a River. Finalmente fichó en el Querétaro mexicano.

Ronaldinho Gaucho en la presentación de la Copa América 2019 que se jugará en Brasil. (AP)

Ángel Di María

Para las semifinales de la Copa Libertadores de 2016 (finalmente Boca cayó frente a Independiente Del Valle de Ecuador), desde los medios argentinos salió el rumor de que la dirigencia lo buscó para el sprint final de dicho torneo continental. Fideo ya estaba en el PSG, donde sigue jugando actualmente, con los ingresos que solo puede pagar un gigante de Europa. Queda claro que una mudanza a Buenos Aires era poco menos que imposible.

Roberto Carlos en un partido de veteranos el año pasado, recordando el choque que Noruega le ganó a Brasil en el Mundial de 1998. (EFE)

Otros sueños imposibles

Roberto Carlos a San Lorenzo

“Quiero jugar allí, es un club importante y ya hablé con Marcelo Tinelli”, dijo el lateral en declaraciones a TyC Sports en 2009. El brasileño defendía los colores del Fenerbahce turco, de donde quería irse, pero finalmente se fue al Corinthians y se retiró en el FC Anzhi de Rusia.

Josep Guardiola con la casaca culé. (Barcelona)

Pep Guardiola a River

En el tramo final de la carrera del actual técnico del Manchester City, casi juega para el Millonario. Su representante, José María Orobitg, reconoció el interés del club argentino pero finalmente se fue a jugar a los Dorados de México, donde en la actualidad dirige Diego Armando Maradona.

Carlos Valderrama casi juega en Newell’s. Aquí, firma autógrafos a los hinchas leprosos. (Archivo)

Valderrama a Newell’s

A sus 35 años, el crack colombiano llegó a posar con la camiseta leprosa y hasta viajó a Rosario en 1995 para la presentación, pero horas más tarde se fue. ¿Por qué? Le habían prometido un dinero que los dirigentes rosarinos no le pudieron entregar por esperar el pago de la venta de un jugador. Años más tarde recordó en una entrevista con el periódico colombiano “El Heraldo“: “Yo no espero ni a mi mamá. ¿Qué los voy a esperar a ustedes? Sean serios“.

Un poco de imaginación. El truco fotográfico permite proyectar cómo se vería David Beckham con la camiseta de River.

David Beckham a River

Hace apenas cinco años hubo fotomontajes y tapas de diarios dedicados al tema. Guillermo Tofoni, el empresario que negociaba su llegada, había dicho que “estaba cerrada en un 80%”. Sin embargo dicha posibilidad se esfumó rápidamente. “Por el momento, no veo el asunto con seriedad”, decía Rodolfo D’Onofrio. Y no.

Adrian Mutu a Racing

A fines de 2013, al actual campeón del fútbol argentino casi llega el delantero rumano, ofrecido por el representante Juan Cruz Ollier. El presidente de la Academia, Víctor Blanco, lo veía con buenos ojos. “Es una alternativa, lo vamos a analizar. Pero hasta que no hablemos con Mostaza (Merlo, por entonces DT) nada se va a definir”, había advertido el directivo. Finalmente Merlo le bajó el pulgar al ex Chelsea, Juventus y Fiorentina, entre otros.

Adrián Mutu durante un partido de la Florentina en 2009. (EFE)

Edgar Davids a River

En 2009, el holandés de 35 años había quedado libre del Ajax y fue ofrecido. De paso por Argentina se reunió con José María Aguilar, pero “para hablar de otros temas”.

Fernando Guti a River

Recién ascendido a Primera División en 2012, el conjunto millonario posó sus ojos en el mediocampista español, pase que finalmente no se concretó aunque meses después el propio Guti reconocería: “Tuve un 99% de chances de jugar en River”.

Lothar Matthäus disputó cinco Mundiales con el seleccionado alemán. (Archivo)

Lothar Matthaeus como DT de Racing

La novela fue real y no un rumor. En 2009 el alemán campeón del mundo con su selección estuvo a punto de fichar con Racing. Te​nía la valija lista para ser el DT y a último momento no se hizo.

Rodolfo Molina, presidente de Racing en aquel entonces, dijo que tenían todo acordado “pero empezó a exigir distintas cosas, como garantías bancarias y condiciones para su vida privada y la de su familia”. El dirigente aseguró que el alemán “fue poco profesional”. En tanto, el ex jugador se defendió y dijo que Racing tendría que pedirle perdón.

“¿Por qué no viajé? Estaba esperando que me mandaran los garantías bancarias y no llegaron. No es que me iba a Europa, sino a otro mundo para mí. Era un gran paso y un placer. Todo lo que se dijo sobre mi mujer (hubo versiones de que ella no quería instalarse en Sudamérica) es falso”, terminó.

Articulos relacionados