Netflix versus Spielberg por los Premios OscarEspectáculos 

Netflix versus Spielberg por los Premios Oscar


El director reaccionó a las nominaciones de Roma Fuente: Archivo

El director no quiere nominar más los films surgidos del streaming

Netflix jugó sus fichas en la primera polémica mediática posterior al Oscar 2019, que apunta directamente al Oscar 2020 y un posible cambio en las reglas de juego para nominar y premiar películas luego de lo que ocurrió este año con
Roma. “Nos encanta el cine. Pero hay otras cosas que también nos encantan. Acceso a la gente que no siempre puede permitirse ir al cine o vive en lugares sin cines. Permitir que todos y en todas partes puedan disfrutar los estrenos al mismo tiempo. Darles a los realizadores más posibilidades para compartir su arte. Todas estas cosas no son mutuamente excluyentes”, señaló el gigante del streaming desde su cuenta oficial de Twitter.

La declaración no lleva la firma de persona alguna. Es Netflix en su conjunto quien asume la respuesta directa a los dichos de Steven Spielberg, quien insinuó apenas concluida la ceremonia del Oscar la posibilidad de llevar adelante cambios en las reglas vigentes para la elección de las películas nominadas. Para el director de
La lista de Schindler, todo largometraje que se estrene directamente en los sistemas de streaming o tenga un lanzamiento simultáneo muy limitado en los cines debería quedar fuera del Oscar y entrar en la carrera por otro tipo de premios, como el Emmy.

Con esta idea, Spielberg cargó directamente contra
Roma y, por extensión, contra la estrategia que lleva adelante Netflix con la mayoría de sus lanzamientos más importantes. El influyente realizador parece decidido a cuestionar de plano la idea misma de que una película que no llega en primer lugar a una sala de cine (o lo hace de manera muy reducida, al mismo tiempo que su lanzamiento amplio, global y simultáneo en internet) no debe ser considerada para cualquier competencia relacionada con premios cinematográficos como el Oscar.

La postura de Spielberg es todavía más relevante por el hecho de que forma parte del organismo encargado de conducir y dirigir la Academia de Hollywood, el Board of Governors. Es uno de los tres representantes de los directores en ese nucleamiento decisivo para el funcionamiento de la entidad encargada de organizar cada año la entrega del Oscar.

Según sus voceros, Spielberg tiene previsto hablar sobre el tema en la próxima reunión del Board of Governors y decir, entre otras cosas, que toda película cuyo lanzamiento más importante se produzca en un formato de pantalla chica debería ser considerada película para televisión (
TV movie) y por lo tanto debería quedar fuera de futuras competencias por el Oscar. Las reglas actuales, vigentes desde 2012, no exigen una ventana inicial de estreno en cines excluyente para que una película aspire a competir por los premios de la Academia. Alcanza con una semana en cartel en Nueva York y/o Los Ángeles, que incluya la publicación de la crítica de la película en los diarios.

Para muchos observadores de la actualidad de Hollywood, Spielberg se estaría anticipando a un crecimiento en gran escala de las producciones de alto perfil y en condiciones de aspirar al Oscar pensadas directamente para ser estrenadas masivamente bajo las nuevas reglas del streaming. A la cabeza aparece
The Irishman, la próxima película de Martin Scorsese, financiada por Netflix y ya mencionada como potencial candidata al Oscar 2020. A ella podrían sumarse otros títulos producidos por Netflix, Hulu y hasta por las propias áreas de streaming de grandes estudios como Disney, que lanzará la suya en la segunda mitad de este año.

Con todo, Spielberg no tiene encolumnados detrás de su postura a todos sus colegas. Ava DuVernay (
Un viaje en el tiempo) pidió al Board of Governors considerar en su próximo encuentro la opinión de directores que tienen otro pensamiento respecto de ese tema. Para Bruce Campbell, el protagonista del film de culto
El ejército de las tinieblas, ”
Roma no es una película para televisión y hoy las plataformas se convirtieron en algo irrelevante”.

El debate apenas comenzó. Se esperan nuevos pronunciamientos y tomas de posición sobre una realidad que está todo el tiempo en mutación.

Articulos relacionados