La economía deja a Lautaro Martínez más cerca que Neymar de ser compañero de MessiDeportes 

La economía deja a Lautaro Martínez más cerca que Neymar de ser compañero de Messi

En estos tiempos de pelota inmovilizada, lejos de aplacarse, las antiguas obsesiones se potencian. Y el Fútbol Club Barcelona tiene al menos dos: reconquistar a Lionel Messi ​y ganar la Champions League otra vez.

Las dos, además, están claramente relacionadas y tienen un punto de solución común: regalarle a Leo nuevos socios. La seducción de Messi tiene cierta urgencia debido a los recientes cortocircuitos entre el rosarino y el club. Y al temor de que algún día el bueno de Lionel se enoje demasiado y quiera mudarse.

El último cruce fue el comunicado del capitán dejando en claro que el plantel estaba de acuerdo con rebajarse el sueldo pero que desde la dirigencia habían filtrado lo contrario. El nuevo choque demostró también el liderazgo creciente de Lionel. Y el Barsa tiembla.

Mirá también

Otra urgencia es conseguir un reemplazante para Luis Suárez, ahora lesionado, que arrancará 2021 con 34 años. Hasta aquí no funcionó a pleno la contratación del francés Antoine Griezmann​ y aunque el Barcelona lidera la liga española con dos puntos de ventaja sobre Real Madrid, jugadas 27 fechas antes de la interrupción, es notorio que está jugando sin un nueve de área. A nivel local le suele alcanzar, pero cuando se aventura a Europa no es suficiente.

Los medios españoles llevan al menos un año intenso hablando de la posible vuelta de Neymar​. Es el deseo del brasileño, que está incómodo en el Paris Saint-Germain, y del propio Messi.

Entre el Barcelona y Neymar hay un acuerdo para reintentar el operativo retorno el año próximo, pero el actual parate, con sus derivaciones económicas, lo complica. Según cuenta el diario Mundo Deportivo, habían arreglado que Ney cobraría mucho menos de lo que gana en PSG (31,6 millones de euros limpios anuales), volviendo a percibir los 25 que recibía en 2017 en el club catalán.

El crack brasileño quiere volver y no tiene problemas para llegar a fin de mes. Pero es el tercer futbolista mejor pago del mundo (detrás de Messi y Cristiano Ronaldo) y en París, aunque no verían mal que se fuera, no son optimistas. Su pase no puede bajar de 150 millones de euros, con una operación total de unos 400 millones. En tiempos de crisis por el coronavirus, el mercado no parece apto para semejante desembolso.

En la nueva coyuntura económica, este acuerdo parece difícil de sostenerse. Y aunque la idea del Barcelona es (o era) romper todos los chanchitos y vestirse de Papá Noel para que en el árbol navideño de Messi se luzcan tanto Neymar como Lautaro Martínez, todo parece indicar que las chances del delantero del Inter son mucho mayores.

Mirá también

La explicación es sencilla y económica. El ex Racing, según el diario deportivo, gana dos millones de euros por año en Italia y el Inter estaría dispuesto a duplicarle el sueldo, pero en Cataluña le ofrecen siete millones (otros medios dicen que 10), además de compartir equipo con Messi.

Lautaro Martínez llegó al Inter en 2018 a cambio de 25 millones de euros. Hoy, con 22 años y afirmado en el fútbol europeo, tiene una cláusula de rescisión de 111 millones, bastante pagable para el mercado europeo. También lo quieren Manchester City y Chelsea, pero el Toro prefiere irse con Messi.

Mundo Deportivo recuerda además una nota a Lionel del 19 de febrero pasado. “Neymar está con muchas ganas de volver y Lautaro es espectacular”.

Obviamente en el club marcaron con señalador amarillo el título: no quieren más enojos del rosarino, a quien muy poco le gustó que en el último mercado le trajeran a Griezmann cuando él quería a su amigo Ney.

Mirá también

Del ex Racing, Messi dijo en aquella nota: “Es espectacular, tiene unas condiciones impresionantes, se le veía que iba a ser un gran jugador, ahora explotó y lo está mostrando. Es muy fuerte, tiene un uno contra uno muy bueno, tiene mucho gol, en el área se pelea con cualquiera, aguanta, se gira, se la rebusca solo. Tiene mucha calidad. Es muy completo”.

¿Qué más necesitaba el club para salir a buscarlo?

Barcelona no gana la Champions League desde 2015 y como agravante las tres siguientes se vistieron de blanco Real Madrid. La última fue rojo Liverpool. El Barsa, en cambio, ganó cinco de las últimas ligas locales, pero no le alcanza.

No hay casualidad en las decepciones europeas: aquel equipo campeón que dirigía Luis Enrique (le ganó 3-1 la final a la Juventus) tenía una delantera inolvidable: Messi, Luis Suárez y Neymar. Además, Iniesta en el medio campo y Xavi en el banco.

Hoy la realidad es muy distinta: con Suárez lesionado todo depende de Messi y cada vez se habla más de su soledad en el ataque. Una soledad que además está poniendo de mal humor al capitán.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment