Divina comida: la confesión hot de Georgina BarbarossaEspectáculos 

Divina comida: la confesión hot de Georgina Barbarossa


Fuente: Archivo
15 de enero de 2020  • 02:10

Segunda noche de

Divina comida
, el desafío que esta semana enfrenta a
Georgina Barbarosa, Lizy Tagliani, Fede Bal, Guillermo Coppola y
Sol Pérez. En esta oportunidad, el punto de reunión fue en el departamento de la modelo, quien aportó al juego una dosis de sensualidad y picardía.

El reality veraniego de Telefe cambia de matices de acuerdo a quién esté a cargo de conducir cada jornada. Sol Pérez abrió las puertas de su casa, y de movida comenzó a contar los secretos detrás de sus fotos íntimas. Así, mientras iba y venía de la cocina al living, la conductora mostró cómo el premio Martín Fierro que ganó en 2018 como Estrella Digital tiene el ángulo y la altura justa para servir de apoyo del celular a la hora de sacarse fotos hot.

En torno a un menú de temática mexicana (aunque apenas se la vio cocinar), Sol recibió a sus cuatro compañeros. Los nachos, el guacamole y un generoso daiquiri de sandía ayudaron a relajar la velada, y a que de a uno se animaran a contar algunos secretos íntimos, como así también la fantasía de un chape entre Sol y Lizy.

Más tarde, durante la sobremesa llegó el momento de jugar al “Yo nunca” (rebautizado como “Shot nunca”), donde a partir de la mención de una situación, todos los que alguna vez la vivieron deben tomar un shot de tequila. “Yo nunca tuve sexo con más de una persona al mismo tiempo”, arrancó Sol y bebieron todos menos Georgina: “Soy celosa, no me banco que estés vos con otra mina y yo mirando”. La dueña de casa aportó una anécdota muy particular: “Una vez le dije al chico con el que salía que quería hacer un trío, y se enojó. Me lo imagino con una chica, porque yo no podría con dos hombres, me sentiría muy en el centro. Nunca hice un trío, pero no quiere decir que nunca lo haga”.

Luego de que los cinco confesaran que alguna vez fueron infieles, llegó la afirmación: “Yo nunca usé disfraces para una noche de sexo”. Fede Bal sorprendió apurando el shot: “Me habían regalado el moñito y los puños de stripper. Era una novia y se lo tenía que hacer”. La otra que hizo fondo blanco fue Georgina Barbarrosa: “Yo de todo, de conejita de Playboy, de doctora, con las cadenas en la cama, de todo. Con el Vasco, y con otra gente”. El juego también permitió descubrir que la actriz le ha revisado alguna vez el celular a su pareja.

Luego de la votación, la noche de Sol Pérez quedó en 32 puntos, dos menos que la de Lizy pero mucho más íntima y caliente.
Divina comida comienza a levantar temperatura.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment