Escala el conflicto diplomático entre China y la NBA: una cadena de TV decide no transmitir los partidos de la pretemporadaDeportes 

Escala el conflicto diplomático entre China y la NBA: una cadena de TV decide no transmitir los partidos de la pretemporada

La crisis en la relación entre la NBA y China -que estalló luego de que Daryl Morey, gerente general de Houston, expresara en Twitter su apoyo a los manifestantes de Hong Kong- sumó un nuevo capítulo, que lejos de aplacar los ánimos, avivó el fuego del conflicto. Es que Adam Silver. comisionado de la liga estadounidense, afirmó que su organización no se disculpó -ni lo hará- por el mensaje del dirigente de los Rockets, borrado posteriormente; inclusive luego que la televisión estatal de China cancelara la transmisión de un par de partidos de pretemporada que se jugarán esta semana.

En una conferencia de prensa en Tokio, previa al duelo que los Rockets les ganaron a los Raptors, vigentes campeones, por 134 a 129, Silver aseguró que él y toda la NBA están “apesadumbrados” de que tantos funcionarios del gobierno y aficionados chinos se hayan enojado por el tuit y los comentarios posteriores; pero insistió en que Morey tiene pleno derecho a ejercer su libertad de expresión.

El comisionado de la NBA, Adam Silver. Foto: AFP

“Intentamos ser sensibles con las costumbres y la cultura locales. Pero la NBA no se disculpa por los comentarios. Los valores de la liga respaldan la educación de las personas y su opinión sobre asuntos importantes para ellos. Lo que no es incompatible con sentir y mostrar arrepentimiento por el efecto de dichos comentarios”, afirmó Silver.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Y agregó: “Daryl Morey, como gerente general de Houston, disfruta su derecho como uno de nuestros empleados. Aunque quiero aclarar que comprendo que hay consecuencias por su libertad de expresión y que nosotros tendremos que vivir con esas consecuencias”.

Además aseguró que su deseo es superar el “malentendido” a partir del “respeto mutuo por nuestros nuestros diferentes sistemas políticos y creencias”. Aunque también reconoció que no parece que la controversia “vaya a apagarse pronto”. 

Daryl Morey desató una crisis tras publicar un tuit en apoyo a manifestantes de Hong Kong. Foto: EFE.

Su lectura no fue errada. La NBA ya comenzó a vislumbrar esas consecuencias de las que habló Silver.

La CCTV -televisión pública de China- informó que no emitirá los partidos entre Los Angeles Lakers y Brooklyn Nets, que jugarán este jueves en Shanghai y el sábado en Shenzhen. El básquetbol es muy popular en China y el duelo entre esos dos equipos prometía atraer un gran número de televidentes, sobre todo por la presencia de LeBron James en el equipo californiano y porque Joe Tsai, el dueño de la plataforma de comercio electrónico Alibaba, es a su vez dueño de la franquicia del barrio neoyorquino. 

Un hombre camina por delante de un logo de la NBA en Beijing. Foto: Reuters

“Estamos muy inconformes y diferimos del argumento de Adam Silver en respaldo al derecho de Morey a la libertad de expresión. Creemos que todo comentario que desafíe la soberanía nacional y la estabilidad social no cabe bajo la libertad de expresión”, explicó la CCTV en un comunicado. 

La empresa también dijo que se replanteará toda su cooperación y demás trabajos que tengan que ver con la NBA.

Además, al menos una empresa china de indumentaria deportiva anunció que no colaboraría más con los Rockets; Tencent, el socio de streaming de la NBA y con un contrato de 1.500 millones de dólares con la liga por las próximas temporada, dijo que no pasará los partidos de la franquicia texana en China; y un portal deportivo chino anunció que dejaría de cubrir al equipo.

Silver viajará este miércoles a Shanghai, donde espera reunirse con funcionarios y los socios de la liga en ese país para llegar a una especie de entendimiento común. Su esperanza es que puedan apreciar el impacto global de un vínculo de más de tres décadas entre la NBA y China y reconozcan que las diferencias políticas entre los países no tendrían por qué afectar la relación.

“Valoro nuestros intereses aquí y entiendo que nuestros socios están molestos. No creo que sea inconsistente por un lado tener comprensión con ellos y al mismo tiempo ser fieles a nuestros principios. No esperaba que la CCTV cancelara la transmisión de los partidos entre Lakers y Nets, pero si esas son las consecuencias de adherirnos a nuestros valores, las aceptamos. Porque para nosotros es muy importante respetar nuestros valores”, reflexionó Silver. 

La crisis estalló el fin de semana cuando Morey publicó en Twitter una imagen junto a un texto que decía: “Lucha por la libertad. Estamos con Hong Kong”. Su mensaje hacía referencia a las marchas que se iniciaron por un proyecto de extradición a China continental, que luego fue desechado por el gobierno pero que abrió la puerta a una serie de reivindicaciones postergadas. 

El dirigente borró su tuit, pero no pudo evitar la tormenta. Tampoco sirvieron de mucho el mensaje de Tilman Fertitta, dueño de los Rockets, diciendo que Morey no es la voz de su franquicia. Ni los pedidos de disculpas de James Harden y Russell Westbrook, dos de las estrellas del equipo.

El daño estaba hecho. Y ahora la NBA, firme en su posición, se prepara para lidiar con las consecuencias.

Fuente: AP

Articulos relacionados

Leave a Comment