Fertilizantes: qué conviene para cada cultivoSociedad 

Fertilizantes: qué conviene para cada cultivo

La fertilización es una tarea clave en la agricultura que, junto al desarrollo científico, ha experimentado importantes avances en los últimos años. Desde los preparados de compost mixtos con restos de vegetales, llegando a los actuales usos de macro y micro nutrientes para diversos cultivos.

Macronutrientes

Son componentes básicos de cualquier fertilizante entre los que se destacan por su mayor frecuencia de uso el nitrógeno, el fósforo y el potasio. La diferencia entre unos y otros está en las proporciones utilizadas de cada uno de estos componentes.

Un fertilizante 20-20-20 tiene iguales proporciones de nitrógeno, fósforo y potasio. El 5-10-5 indica mayor proporción de fósforo. Los fertilizantes también contienen otros nutrientes como hierro, magnesio, calcio, zinc y sulfuros.

Podés enterarte de la composición de cada fertilizante leyendo la etiqueta. 

Para qué sirven los macronutrientes

El nitrógeno es un elemento vital para las plantas. Tan importante como las proteínas para tu organismo. Cuando falta nitrógeno en las plantas las hojas se ponen amarillas y dejan de crecer.

El fósforo les da la fuerza necesaria para mantenerse rígidas y poder sostener todas sus partes. También promueve el buen desarrollo de las raíces y fortalece el ciclo de cada planta. La falta de fósforo se reconoce porque las hojas se oscurecen más de lo normal. La planta deja de florecer o florece muy poco. Las raíces dejan de crecer.

Por último, un elemento indispensable para la fotosíntesis de las plantas es el potasio. Sin este elemento, la planta no puede cumplir su ciclo normalmente. Sin potasio, las hojas muestran severos cambios de color que pueden ser en tonalidades amarillentas o verde muy pálido con manchas cafés.

Las plantas también muestran algunos cambios cuando les falta algún otro componente como zinc, hierro, magnesio, calcio y otros.

Es muy importante saber que el fertilizante puede ayudar mucho a nuestras plantas si se utiliza bien. Un exceso de fertilizante puede dañarlas.

Es realmente rico en vitaminas, aminoácidos y también otras sustancias orgánicas.

Los micronutrientes

Es la última generación de fertilizantes, ya que tienen vitaminas que requieren sistemas de aplicación de precisión y dosis específicas. Entre los de uso más común y efectivo se destacan los bioestimulantes producidos a partir del derivado del extracto de Ecklonia Máxima, un alga que se cultiva en las costas de África del Sur

Hay muchos tipos de fertilizantes y con diferentes proporciones en sus componentes para aplicar en diferentes periodos fenológicos de la vid y diferentes usos. En el caso de los bioestimulantes producidos en base a extracto de Ecklonia Máxima, los productos poseen altas concentraciones del regulador de crecimiento natural, el ácido indol acético (conocido como IAA) o Auxina como compuesto principal.

Las auxinas influyen tanto en la división, como el crecimiento y diferenciación celular y están involucradas en muchos procesos del desarrollo, en algunos de ellos interactuando con otras fitohormonas.

Uno de los ensayos caracteriza el efecto de auxinas en el desarrollo es la regulación del crecimiento radicular. Por este motivo se recomienda usar bioestimulantes en aplicaciones foliares a razón de 2 litros por hectárea en períodos de crecimiento de raíces como comienzo y fin de temporada.

Para favorecer el crecimiento de raíces en estacas, se aconseja sumergirlas en una solución al 10% por al menos 2 horas. En trasplantes de barbechos a raíz desnuda sumergirlas en una solución al 2,5% por 2 horas si la temperatura de suelo es elevada. En caso contrario la aplicación se realiza foliarmente cuando la temperatura sea mayor a 15ºC.

En cambio, para aumentar de tamaño de bayas hay que utilizar 5 a 6 litros por hectárea en 2 aplicaciones cada 12 días. Mientras que para mejorar color de bayas, usar 5 a 6 litros por hectárea en 2 aplicaciones cada 14 días.

En floración, se recomienda utilizar bioestimulantes con hormonas que también estén en las plantas vegetales. Favorece el crecimiento radical fundamentalmente, pero también en el cuaje de nogales, frutas de carozo y vides para cualquier fin.

Finalmente agranda la célula. Entonces en el caso de uvas de mesa es primordial. Da uvas más grandes. Esto se traduce en mayor rentabilidad para el agricultor.

Articulos relacionados

Leave a Comment