Denuncian presiones a la fiscal del caso Correo SAPolítica 

Denuncian presiones a la fiscal del caso Correo SA

Una investigación interna contra la fiscal general Gabriela Boquin en la Procuración General de la Nación desató críticas de dos sindicatos de empleados judiciales que advirtieron esta semana que podría tratarse de un “método de presión y adoctrinamiento” contra la magistrada que investiga a la empresa Correo Argentino SA, de la familia de Mauricio Macri.

El miércoles, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, que dirige Julio Piumato, presentó una carta formal ante el procurador interino Eduardo Casal en la que le reclamó al jefe de los fiscales que “ratifique su apoyo a la doctora Boquin para de esta forma garantizar la independencia judicial”, de acuerdo al texto al que accedió PERFIL. 

Otro sindicato de empleados de la Justicia publicó esta semana otro comunicado de rechazo a la investigación interna contra Boquin. El Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju) exigió “el cierre definitivo del expediente disciplinario” contra la fiscal. 

Este sindicato advirtió que había realizado una presentación en abril de 2018 planteando que el conflicto denunciado por una empleada de la fiscalía podía resolverse con una resolución del área de Recursos Humanos de la Procuración pero que en cambio las autoridades habrían transformado el conflicto en una investigación interna.

Ante la consulta de PERFIL, en la Procuración sostuvieron que la investigación interna es un trámite más, “sin animosidad” contra la fiscal del caso Correo y que se trata de “denuncias de empleados (serían dos) por supuestos “malos tratos”. “Se encuentra en poder del Consejo Evaluador, que debe decidir si desestima las presentaciones de los empleados, inicia un sumario contra la fiscal o pide el juicio político para removerla”, agregaron.

La fiscal, por su parte, ya presentó sus descargos ante las presentaciones de los empleados y en los que explicó su versión de los hechos y descartó que las denuncias sean legítimas. 

“Resulta difícil creer que se trata de un trámite normal, habiendo pendientes de trámite tantas denuncias (contra otros fiscales) harto más graves y urgentes”, agregó Piumato en su escrito ante el Procurador. Para el sindicalista, las acusaciones contra Boquin son “carentes de sustento fáctico”. 

El sindicato también resaltó “la paralización de designación de personal” en la fiscalía que investiga el caso Correo. “En conjunto, se obstaculiza su tarea y el enorme desempeño de su función para finalmente proceder al desplazamiento de dicha funcionaria de la Fiscalía a su cargo”, estimó.

Articulos relacionados

Leave a Comment