En fotos: Marianela Núñez y una nueva cruzada de arte y solidaridad en San MartínEspectáculos 

En fotos: Marianela Núñez y una nueva cruzada de arte y solidaridad en San Martín


Alejandro Parente y Marianela Núñez le pusieron el cuerpo a una dramática adaptación de “Casa de muñecas” Crédito: gentileza Carlos Villamayor

Por sexto año consecutivo, Marianela Núñez volvió al pago: San Martín presentó
las galas que la primera figura del Royal Ballet de Londres realiza a beneficio de hogares para chicos vulnerables de su ciudad de origen, en la provincia de Buenos Aires. Si bien ya no es novedoso que la cancha de basquet de la Sociedad Alemana de Villa Ballester pueda transformarse en escenario con plateas para ocho mil personas, aún llama la atención el fenómeno que despertó popularmente el ballet en el barrio a instancias de una “vecina ilustre” que se posiciona, alto, entre las mejores del mundo.

De esa suerte de Olimpo imaginario de la danza baja Núñez para estas noches en las que lo clásico se encuentra con lo contemporáneo y el folklore, y donde también artistas internacionales (la propia Marianela, primero; Gustavo Carvalho, del Sodre, también) se mezclan con profesionales de elencos locales (como los bailarines del Ballet Folklórico Nacional, del Teatro San Martín o la Compañía de Danza Contemporánea), grupos independientes (
Cadabra) y jóvenes de la universidad y las escuelas municipales donde se forman. Es que la ocasión tiene también un marcado componente de vidriera política que sirve para mostrar la gestión de cultura que administra el partido de San Martín.

En la ecualización de todas las variables artísticas trabaja la directora de estas galas, la exbailarina del Teatro Colón Analía Domizzi. La tarea es desafiante y nada sencilla, en buena parte, por la misma diversidad que contiene. Este año, además, realizó una adaptación coreográfica para una suite del tercer acto de
Don Quijote, cierre festivo y al gusto del gran público, para el que convocaron a bailarinas del Teatro Argentino de La Plata (suerte de rescate para una compañía evidentemente en crisis, sumida en la más absoluta quietud). En la búsqueda, cada vez, de incorporar una apuesta novedosa al programa, estas galas incluyen el estreno de
Nora (16´32″ en la vida de Nora Helmer),
la versión coreográfica de Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, que Julio López creó para Marianela Nuñez y Alejandro Parente: la perla dramática de una noche que se puede resumir mejor en un álbum de fotos.


“No lo dejes ir”, ritmo y energía en una cumbia para bailarines y globos de helio, por la Compañía Juvenil de Danzas de la Municipalidad de San Martín Crédito: gentileza Carlos Villamayor

Ivana Santaella y Benjamín Parada, en nombre del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, pusieron una nota de excelencia y elegancia con el segundo movimiento del Concierto N1 para piano y orquesta de Chopin, con coreografía de Mauricio Wainrot Crédito: gentileza Carlos Villamayor

Con las figuras acrobáticas de “Cofradía”, en más de un momento la Compañía Universitaria de Estudiantes de la Unsam cortó el aliento en el estadio de la Sociedad Alemana de Gimansia de Villa Ballester Crédito: gentileza Carlos Villamayor

La nueva creación del coreógrafo Julio López, “Nora”, busca condensar en poco más de dieciséis minutos el clima de opresión y ruptura de la que podría considerarse la primera historia feminista del teatro. Con Marianela Núñez y Alejandro Parente Crédito: gentileza Carlos Villamayor

El grupo Cadabra participó de la gala con un fragmento de su obra “Lo que tenía que ser”, de Anabella Tuliano. Los cubos de luz, un recurso para “desvencijar las sombras” Crédito: gentileza Carlos Villamayor

Cada vez que el Ballet Folklórico Nacional sale a escena es una fiesta; aquí, los gauchos de Güemes en el “Amanecer salteño”, tras las campanas y antes de un aplaudido malambo Crédito: gentileza Carlos Villamayor

El bailarín Gustavo Carvalho, del Ballet Nacional de Uruguay Sodre, fue el partenaire de Marianela Núñez en la suite de “Don Quijote” que cerró la función Crédito: gentileza Carlos Villamayor

De la suite de “Don Quijote” participaron bailarinas del Ballet del Teatro Argentino de La Plata Crédito: gentileza Carlos Villamayor

Cupiditos: niñas de las escuelas de danza públicas y privadas de San Martín Crédito: gentileza Carlos Villamayor

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment