Despiden al Tata Brown en la sede de Estudiantes de La PlataDeportes 

Despiden al Tata Brown en la sede de Estudiantes de La Plata

Jose Luis “Tata” Brown, campeón del mundo en el Mundial de México 86, murió en la noche de este lunes tras largos meses de lucha contra el Alzheimer. El ex defensor de Estudiantes de La Plata, Boca y Racing, entre otros equipos en los que estuvo, era un confeso fanático del Pincha y por eso sus restos son despedidos en las instalaciones del club.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Su cuerpo llegó a las 8.26 de este martes a la sede social de Estudiantes. Ese será, hasta las 13, el punto de encuentro donde su ex compañeros y los hinchas podrán decirle adiós. Por allí ya pasaron excompañeros (Rubén Agüero, Blas Giunta, Bernardo Romeo y otros mundialistas que se fueron sumando con el correr de las horas).

Se espera por estas horas el arribo desde Santa Fe de Ricardo Giusti junto a algunos de sus excompañeros de la Selección. Y otro que también llegaría es Diego Maradona, que se encargó de recordar al Tata en sus redes sociales con un mensaje conmovedor.

Todavía está abierta en el alma Pincha la herida por la reciente pérdida del gran Oscar Cacho Malbernat, quien el viernes último ascendió al equipo de las glorias del fútbol que miran desde las estrellas. Desde la noche del lunes, la familia albirroja llora la partida de otro de sus grandes capitanes. Un duelo que se agiganta y se extiende como su inolvidable musculatura a todo el fútbol argentino, porque el nacido en Ranchos fue quien marcó el primer gol de la final en México 86, ante Alemania. Un salto ensayado, un frentazo goleador con grito de rodillas; una imagen que hoy, mañana y siempre recorrerá el mundo del fútbol en todos los canales de TV que evoquen la fuerza de un jugador irrepetible.

La intención del Tata, que más tarde fue ayudante de campo de Sergio Batista durante su etapa como seleccionador, era que sus restos fueran enterrados en el Country de City Bell. Estudiantes era todo para él. Allí se formó como futbolista, jugó durante una década, fue capitán y campeón. Además, en el Pincha conoció a su primer mujer, madre de sus dos hijos, Juan Ignacio y Florencia.

“Para mí Estudiantes es mi vida, en aquel sitio, mi familia sabe que el día que yo me muera me van a tener que enterrar ahí. Porque yo me voy a enterrar en el country de Estudiantes”, le había dicho Brown al sitio oficial de Estudiantes. ¿Se cumplirá su último deseo?

Mirá también

El Tata estaba internado en el Instituto Médico Argentino de Rehabilitación de La Plata desde el 25 de diciembre de 2018 por una enfermedad neurodegenerativa que, con el paso del tiempo, fue empeorando.

Articulos relacionados

Leave a Comment